viernes, 23 de febrero de 2018

Vendedores ... a boxes

Artículo de Ladislao Mollá, Socio-Director de MRC Training

¿Nos imaginamos un monoplaza de Formula 1 que no entre en boxes durante toda la carrera? Sería un suicidio. Pues si vale el parangón, creo que esto es lo que ocurre con muchos vendedores. No entran en boxes, algo tan necesario en estos tiempos difíciles, y acaban por tener que abandonar en esta alocada carrera por vender en la que hoy nos encontramos todas las empresas. Pero maticemos.

Yo entiendo la entrada en boxes de un vendedor (yo lo soy) como la necesidad que tenemos de salir periódicamente de nuestra actividad de venta diaria, sea en la calle, en tienda o en un teléfono (igual da), para revisar todo lo que concierne a nuestra actividad comercial: conocimientos, procesos, habilidades y, muy importante, las ganas de vender, la motivación.

Sobre este último apartado, siempre he pensado que, a diferencia de otras profesiones donde no se sufren tantos altibajos emocionales, los vendedores estamos expuestos a numerosos factores que inciden mucho en nuestra motivación; clientes muy diferentes, nuevos productos, temporadas altas y bajas y, hoy sin duda, la tremenda crisis que sufrimos. Esto  hace necesario que tengamos que estar constantemente recargando las pilas de nuestro ánimo, lo que sería, volviendo a boxes, la necesidad de realizar el repostaje de combustible que antes se realizaba en la F1.

Se sabe que cuanto más complicada es la carrera en la F1 (trazado, número de vueltas, condiciones climatológicas…), más importante se hace la entrada en boxes. Así que estaremos de acuerdo que para nosotros los vendedores es ahora, con esta salvaje crisis en la que nos encontramos, cuando más necesario se hace el apoyo de nuestro equipo y el ‘repostaje de motivación’ para seguir en la carrera. Urge entonces, para los vendedores, entrar en boxes.

¿Y por qué esta reflexión en MERCADOS21? La respuesta viene de la mano de una buena noticia. MRC Training, consultora de RR.HH. especializada durante 24 años en el entrenamiento de directivos y comerciales, ha llegado a un acuerdo con la CVE (Confederación Vallisoletana de Empresarios) para organizar conjuntamente un entrenamiento para perfiles comerciales, titulado Cómo vender en tiempos de crisis que arranca el próximo 25 de octubre. El entrenamiento se desarrollará en el centro de formación de la CVE a lo largo de cuatro sesiones, con dos semanas de intervalo entre ellas en las que, además, se realizarán a distancia distintos trabajos y ejercicios prácticos. Se trata de una eficaz metodología de intervalos que convierte un curso tradicional en un verdadero proceso de coaching grupal con resultados contrastables al término del mismo.

Así que, para todos los profesionales que realicen gestiones comerciales en el entorno de Valladolid, está ya disponible la zona de boxes de la CVE para entrar a poner a punto la maquinaria y poder terminar así la carrera en el pódium. Ya no hay excusa.

¡Más información aquí!