viernes, 21 de septiembre de 2018

Urende entrega a los sindicatos su balance desde 2009 e insiste en despedir a 450 trabajadores

La empresa del Grupo Sánchez-Ramade, en preconcurso de acreedores, ha presentado su cuenta de resultados negativa

La Dirección de Urende ha presentado a los sindicatos su balance desde 2009, es decir, la cuenta de resultados negativa que, a juicio de dicha empresa del Grupo Sánchez-Ramade, en preconcurso de acreedores, justifica el cierre de 16 de sus 22 tiendas y despedir a 450 de sus más de 700 empleados en toda España.

Ahora, según ha dicho a Europa Press el secretario de Acción Sindical del Sindicato Provincial de Comercio, Hostelería y Turismo (Sicoht) de CCOO-Córdoba, Francisco Ramírez, los sindicatos (CCOO, UGT e independientes) que integran el comité de negociación del plan de viabilidad que quiere aplicar la empresa y que incluye los referidos cierres y un expediente de regulación de empleo (ERE), estudiarán la citada documentación económica, para hacer su correspondiente valoración.

Se la darán a conocer a la empresa en una nueva reunión, fijada para este próximo miércoles, aunque, a priori, los representantes sindicales tienen claro que el número de despidos debe rebajarse, que también debería establecerse el criterio de "voluntariedad" para sumarse o no al ERE y que hay mejorar las condiciones para los despedidos, más allá de los 20 días de salario por año trabajado que ofrece Urende como indemnización.

Además, según ha subrayado Ramírez, "Urende debe pagar las nóminas a los trabajadores mientras se negocia el plan de viabilidad, pues, al no hacerlo, somete a los empleados a una presión extra que no es asumible" en la ya difícil situación de la empresa, que arrastra una deuda de 180 millones de euros, cuyo pago negocia ahora con los acreedores, sobro todo bancos, y que no puede pretender, según el sindicalista, "que sean los trabajadores los que paguen su mala gestión".

Europa Press