sábado, 22 de septiembre de 2018

Un documento de la Fundación everis urge a alcanzar un Pacto por el Talento

Autonomía para los centros con financiación vinculada a logros e innovación, revisión del modelo de contratación y capacitación del profesorado, apoyo temprano a grupos de riesgo y a estudiantes con altas capacidades, personalización y flexibilización del itinerario educativo y puesta en marcha de comunidades escolares digitales y laboratorios en vivo son algunas de las recetas del estudio ‘Transforma Talento’, que cuenta con el respaldo de cerca de 200 expertos.

M.M.G.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   12/11/2012

La Fundación everis, en colaboración con la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), Educared de la Fundación Telefónica, Global Education Forum y Universia entregó hace unos días a S.M. el Rey en el Palacio de la Zarzuela el informe 'Transforma Talento', respaldado por 180 expertos nacionales e internacionales: padres, alumnos, educadores, científicos, emprendedores y empresarios de todos los ámbitos de la sociedad civil. El documento realiza un diagnóstico de la importancia del talento en la España de hoy y de su desarrollo, así como de los objetivos necesarios para garantizar su futuro.

De izquierda a derecha: Marc Alba, patrono de la Fundación everis; José de la Peña, director general de Educared; Nieves Segovia, directora general del Global Education Forum; Eduardo Serra, presidente de la Fundación everis; y Enrique Sánchez de León, director de APD. 

Porque, con datos como que tres de cada 10 niños no terminan sus estudios escolares (1.642.000), uno de cada dos jóvenes no encuentra trabajo (2.654.541), uno de cada tres adultos tiene problemas para llegar a fin de mes (10.574.764) y ser pensionista mileurista después de una vida entera de trabajo es un sueño inalcanzable (7.762.380), urge que la sociedad civil inicie una transformación hacia el talento que permita al país situarse de nuevo en el pelotón de cabeza de Europa y del mundo.

El informe revela que España debe asumir que necesita realizar un cambio estructural y transversal, tal y como hizo en otras etapas de la historia reciente. Este hecho supone un reto lleno de oportunidades y, al mismo tiempo, es un punto de partida con una sólida base de optimismo, puesto que, si ya se ha hecho una vez, puede repetirse. Los desafíos y oportunidades que recoge Transforma Talento están, pues, en manos de toda la sociedad. El estudio propone una serie de actuaciones que requieren tanto cambios estructurales y sistemáticos bajo la responsabilidad de los poderes públicos como iniciativas dirigidas a la población civil que no precisan de la intervención de estos poderes públicos.

De este modo, la transformación del talento no se logrará mediante una fórmula basada en reformas “desde arriba” sin contar con la implicación “desde abajo”. Está demostrado que ningún sector ha sido capaz de transformarse desde dentro, debido a las fuertes inercias en las que vive inmerso. Todos los grandes cambios se han producido siempre desde fuera y, por ello, es necesario el consenso entre todos los partidos políticos para impulsar muchas de las reformas que se necesitan en España, de modo que tengan estabilidad en el tiempo.

El documento recalca que las personas nacen con multitud de talentos que van perdiendo de forma paulatina debido a que el sistema formativo y laboral español no es acorde a la realidad. Es decir, aunque el ecosistema del talento ha logrado en los últimos decenios grandes avances al compás del llamado milagro español, el modelo actual de su desarrollo y puesta en valor se ha agotado y tiene graves problemas. Las leyes educativas han sido, en general, acertadas en el fondo de su planteamiento, pero han fallado, principalmente, en la implicación de los agentes y en la ejecución de las medidas en el terreno.

El aparato educativo es excesivamente burocrático, está lleno de rigideces y da la sensación de estructurarse con parches. Sigue basándose en los cánones de “cantidad” de escolarizados y no en la “calidad” de la educación impartida, señalan desde la Fundación everis. Y para que las iniciativas conjuntas entre sociedad civil y poderes públicos tengan éxito, es esencial llevar a cabo una acción general que mejore el desarrollo de los talentos y también defina estrategias enfocadas a las personas en función de la etapa educativa en la que se encuentren: infancia, juventud y edad laboral.

‘Transforma Talento’ propone dos objetivos principales. El primero se basa en completar la revolución pendiente del sistema de desarrollo de los talentos de modo que el alumno deje de ser un objeto pasivo para convertirse en sujeto activo de su educación. En concreto, deben enseñarse conceptos como abordar problemas, colaborar y trabajar en equipo, comunicar y exponer el conocimiento en público, innovar desde la observación y el pensamiento creativo, tener iniciativa, emprender y gestionar el riesgo y la incertidumbre. El segundo propósito del informe es que se configure en España un aparato productivo  que fomente la realización plena de cada talento y la combinación de talentos distintos en cada persona. Para ello, es imprescindible la aceptación de una meritocracia transparente, predecible y equitativa. El estudio se puede descargar en www.transformatalento.es