lunes, 10 de diciembre de 2018

Soluciones inteligentes para el nuevo app escenario móvil

Por José Tormo, Country Manager Iberia de Aruba Networks

Las redes empresariales se encuentran, actualmente, invadidas por millones de dispositivos capaces de conectarse a las redes wifi. Si cada empleado utiliza, porque así lo hace, varios dispositivos móviles y cada uno de ellos contiene más de 40 apps descargadas mediante redes inalámbricas, parece lógico que la gestión de la movilidad se convierta en una prioridad para cualquier organización. Además, los departamentos TI han experimentado una pérdida de control tecnológico por el simple motivo de que, ahora, las aplicaciones móviles son gestionadas por sus propios usuarios. El reto de las compañías de TI reside, entonces, en saber lidiar con los cambios en el usuario, en el dispositivo móvil y en el comportamiento de la app dentro de las redes (WLANs).

Hoy más que nunca, las empresas requieren de inteligentes controladores de movilidad y de sistemas de optimización automática para garantizar la mejor experiencia a los usuarios. ¿Y cuál sería una de las plataformas de movilidad más atractivas para hacer frente al incremento de apps y dispositivos? Aquella que garantizase, con respecto a los controladores existentes, más: rendimiento para clientes que utilicen el nuevo estándar 802.11ac, integración de dispositivos móviles y capacidad para manejar implementaciones wifi.

"(...) frente a este panorama, no solo parece necesario conseguir soluciones inteligentes que gestionen la movilidad sino que también es fundamental optimizar la liberación de las aplicaciones móviles empresariales esenciales para el negocio"

La multiplicación de dispositivos y aplicaciones móviles hace que las TI deban gestionar el limitado espectro wifi. Por ello, la mejora de la visibilidad de la capa de aplicación es un requisito para asignar ancho de banda. En este sentido, resultan muy eficaces soluciones que distingan entre aplicaciones corporativas importantes como Box y apps personales como FaceTime de Apple.

Una vez identificadas las aplicaciones, sería realmente útil que los controladores de movilidad ofreciesen un panorama de las que se están ejecutando, así como del rendimiento de la WLAN. Los datos se mostrarían con gráficos y, de esta forma, se podría priorizar el rendimiento de las aplicaciones en función de la IP de usuario, del tipo de aplicación o de su rol,  permitiendo así aplicar controles de acceso a la red y mejorar la eficiencia de la misma.

En definitiva, la proliferación de dispositivos y aplicaciones móviles que se nutren de redes wifi corporativas es un fenómeno cada vez más extendido entre las organizaciones. Y, frente a este panorama, no solo parece necesario conseguir soluciones inteligentes que gestionen la movilidad, con prioridad de usos y mayores rendimientos, sino que también es fundamental optimizar la liberación de las aplicaciones móviles empresariales esenciales para el negocio.