viernes, 25 de mayo de 2018

Ser responsable con el Medio Ambiente, ahorra costes y reduce gastos


Fabiola Lobo   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   31.07.2012   


La consultoría de gestión de gastos Expense Reduction Analysts ha realizado un estudio sobre los proyectos emprendidos en gestión de residuos en un total de 50 empresas europeas, que ha concluido que el 94% de empresas medioambientalmente responsables lograron reducir sus costes en la gestión de residuos. Concretamente, la mayor proporción de empresas (41%) obtuvo ahorros de entre el 20 y el 40% en los gastos generados por desechar sus residuos; seguido de un 18% que obtuvieron ahorros comprendidos entre el 40 y 60%. 

Frente a estos datos, es también destacable que el 6% de compañías analizadas revirtieron el coste para convertirlo en un ingreso, esto es,  que valorizaron sus residuos empleándolos ellos mismos como materia prima y ahorrando en la compra de la misma, o bien vendiéndolos a terceros que los reutilizaron. Además del factor de ingreso, la reconversión de residuos también reduce el impacto medioambiental porque, principalmente, minimiza el consumo de recursos naturales para la obtención de las materias primas.

Entre las principales fuentes de ahorro para estas compañías destacaron, en este orden, el cambio de tratamiento de residuos, la adecuación de proveedores, la minimización en origen, la segregación en origen, la optimización logística y la negociación de precios.

Tal y como se muestra en el gráfico adjunto, el triplete de técnicas con mayor rentabilidad para las empresas lo lideran el cambio de tratamiento (41%), la adecuación de los proveedores a las necesidades de la empresa (35%) y la minimización en origen (29%); mientras que la negociación de los precios sólo ha influido en el 18% de los casos de ahorro, ocupando la última posición, y contrariamente a lo que a priori pudiera pensarse.

Si bien, en la práctica totalidad de las empresas analizadas se combinaron varias de las soluciones propuestas para maximizar el ahorro.

Mejor opción: minimización en origen

La minimización en origen, a pesar de ser la tercera de las fuentes de ahorro, es la mejor opción para las empresas, según los expertos, ya que permite obtener grandes cantidades de ahorro al generar menos cantidad de residuo dentro de la propia empresa y, por ende, al ser aprovechados internamente. Si bien, esta actividad requiere una fuerte implicación del departamento de fabricación que, en muchos casos implica realizar inversiones de gran envergadura que, no obstante, revertirán ahorros en un futuro.

Por encima de ésta, en segunda posición, está la adecuación de los proveedores, consistente en acudir al destinatario adecuado, en función de las necesidades de la empresa. En algunos casos se optimizó buscando gestores especialistas por tipo de residuo y en otros casos, por el contrario interesó integrar todos los residuos en un proveedor único para optimizar las cuestiones administrativas.

Por último, en primera posición, se encuentra el tratamiento de residuos que ha sido el más utilizado y el de mayor rendimiento económico, porque la legislación vigente actual establece una jerarquía en el tratamiento de residuos, que prioriza los de menor impacto medioambiental que, a su vez, coinciden con las vías más económicas, pues en muchos casos los residuos pueden ser valorizados y darles una segunda oportunidad.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Entrevista a Mª José Balaguer,  especialista Gestión de Residuos en EXPENSE 

“Recomendamos realizar periódicamente un proyecto de mejora

El tratamiento adecuado de los residuos, no sólo reduce costes de gestión y supone ahorros superiores al 40% en los gastos generados por desechar los residuos, sino que además pueden revertirse dichos costes en un ingreso. Dado que los datos hablan por sí solos, ¿por qué las empresas no aplican están prácticas en sus organizaciones?

El sector de la gestión de residuos es muy cambiante. Por eso, en la gestión de residuos es necesario tomar continuamente el pulso al mercado, y en las empresas el día a día ocupa la mayor parte del tiempo. Además, las opciones alternativas que suponen un mayor ahorro no siempre son accesibles para todas las empresas generadoras de residuos. Hay factores como el volumen y la frecuencia de generación o la ubicación que pueden invalidar algunas soluciones.

¿Qué medidas podrían tomarse para motivar una adecuada gestión de residuos en todas las compañías?

La mayoría de las empresas cumple con la legislación vigente, pero eso no tiene nada que ver con la gestión económica. Por eso, nosotros recomendamos realizar periódicamente un proyecto de mejora que implique también a los proveedores. Para ello es importante contar con asesores externos, que no están viciados por el día a día de la empresa y que estén en contacto continuo con el mercado.

Aparte de las citadas reconversiones de residuos, ¿de qué otra forma se podría reducir la cantidad de residuos?

El principal punto sobre el que se debe actuar es la minimización en origen; reducir en proceso la cantidad de residuos generada. En la mayoría de los casos se trataría de un mayor aprovechamiento de la materia prima utilizada. Sin embargo no es una cuestión sencilla, requiere de cambios en el proceso productivo y eso implica la interacción de varios departamentos dentro de la empresa.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------