jueves, 22 de febrero de 2018

Sener lidera el primer gasoducto 'virtual' de Bolivia

Esta infraesctructura permitirá llevar gas natural a municipios alejados de la red de gas nacional boliviana Esta infraesctructura permitirá llevar gas natural a municipios alejados de la red de gas nacional boliviana

El grupo de ingeniería y tecnología  español Sener ha participado en la inauguración oficial del primer gasoducto 'virtual' de Bolivia, el primero de estas características del país latinoamericano, con capacidad para producir 210 toneladas de gas natural licuado al día.

El evento de inauguración ha contado con la presencia del presidente boliviano, Evo Morales, del ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, del presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Luis Achá, como empresa propietaria de la instalación, y de otras autoridades locales. Por parte de la compañía española, han acudido el director de Power, Oil & Gas, Borja Zárraga, y el director de este proyecto, Ignacio Larrea.

Sener ha llevado a cabo, como líder del consorcio EPC, el diseño, construcción llave en mano y puesta en marcha, hasta su entrega final al cliente, del gasoducto virtual. Se trata de un sistema que comprende una planta de gas natural licuado (GNL), una flota de cisternas criogénicas y regasificadoras móviles y unas estaciones satélite de regasificación.

La planta de gas natural licuado produce 210 toneladas al día y cuenta con una capacidad de almacenamiento de 3.000 metros cúbicos, con lo que puede suministrar gas natural a 140.000 hogares de 27 poblaciones repartidas por distintos puntos del país, entre ellas San Julián, San José de Chiquitos y Tupiza. Según YPFB, está previsto ampliar posteriormente el servicio para que se puedan beneficiar otros 33 municipios que, de otra forma, no tendrían acceso al gas, al estar distantes de las redes tradicionales de distribución, centralizadas en los departamentos de Santa Cruz y Potosí.

Funcionamiento del sistema

El director de proyecto en Sener, Ignacio Larrea, ha declarado: "El gasoducto virtual inaugurado es el primero de sus características en Bolivia. Se trata de una solución eficiente para abastecer de gas a numerosas poblaciones alejadas de la red de gas nacional y que, por su emplazamiento, sólo pueden albergar una pequeña terminal de regasificación. Desde ahora, sus habitantes van a disponer de gas natural en sus hogares, con un servicio de calidad garantizado por el buen funcionamiento de las instalaciones que hemos puesto en marcha".

La planta de licuefacción genera GNL a través de un ciclo dual de expansión de nitrógeno, a una temperatura de -160 ºC con una capacidad de almacenamiento de seis días. Este gas en fase líquida se carga en cisternas criogénicas, a través de cargadero de cisternas de la planta, y se transporta hasta las 27 estaciones satélite de regasificación ubicadas por todo el país. En dichas poblaciones, el gas natural licuado se almacena en los depósitos para que pueda ser distribuido a los municipios. Para ello, se somete a un proceso de regasificación que consiste en calentar el fluido para transformarlo nuevamente en gas. A continuación, el gas natural se introduce en la red de tuberías con destino a viviendas, industrias con pequeños consumos, entre otros. Es lo que se conoce como gas domiciliario.