sábado, 24 de febrero de 2018

SaaS, eficiente modelo de ahorro empresarial

Por Eduardo Martínez, director general de EasyVista España

Cada vez es mayor la importancia de la tecnología en todos los ámbitos de nuestra vida. Por ejemplo, gracias a internet, ha cambiado radicalmente la manera de informarnos, comunicarnos o de realizar ciertas compras. Y es que la tecnología está permitiendo que realicemos de manera más rápida y cómoda muchas de las actividades que antes nos costaban largos trámites, esperas y desplazamientos.

Igualmente las compañías se esfuerzan para ser lo más eficientes posible, prestando especial atención a las nuevas tecnologías que ofrecen mejoras y ahorros en tiempo y costes. Una de las formas de ahorro más novedosas que está empezando a adoptarse por muchas compañías, es el Cloud Computing. Este modelo es similar al del rentingde coches. El objetivo del renting es facilitar la utilización del coche en las mejores condiciones y con el servicio más completo, no su compra. Cloud hace algo parecido. Por ejemplo, en vez de disponer de una serie de servidores alojados en un Centro de Proceso de Datos (CPD) propio, que nos permitan una determinada capacidad para una campaña, podemos alquilar dicha capacidad en la “nube”, de forma que al terminar la campaña dejemos de pagar por esas infraestructuras sin haber tenido necesidad alguna de habilitar espacio, energía, etc… en nuestro CPD.

SaaS "Una de las formas de ahorro más novedosas que está empezando a adoptarse por muchas compañías es el Cloud Computing. Este modelo es similar al del renting de coches".

En el caso del software, en lugar de tenerlo instalado en un PC o servidor, el software es entregado "como un servicio" a través de un navegador Web. Esta modalidad de uso del software como servicio, se conoce como Software-as-a-Service o SaaS.

SaaS rompe con el modelo tradicional de compra de licencias de software sumando múltiples servicios de valor añadido. Por un lado, SaaS permite alcanzar importantes ahorros, reduciendo a cero los costes de mantenimiento, migraciones y actualización.

Por otro, SaaS permite acortar los tiempos de puesta en marcha de las aplicaciones, a la vez que minimiza los riesgos de fracaso ya que el cliente dispone del servicio muy rápidamente. Por todo ello, el retorno de la inversión es casi inmediato y el atractivo muy alto al mejorar el Coste Total de Propiedad o TCO y reducir el time-to-market.

En definitiva se trata de un modo de entrega del software que aporta ventajas. Y es que SaaS  encaja a la perfección con la situación actual de búsqueda de ahorros y reducción de tiempos de puesta en producción, manteniendo la calidad en el servicio. Además puede ser el canal para desplegar iniciativas de negocio innovadoras que tanto se necesitan en estos momentos.