sábado, 22 de septiembre de 2018

QUERCUS, la cerveza artesana de autor con sello extremeño

De gusto intenso, textura espumosa y sabor natural. Éstas son algunas de las sensaciones que deja la cerveza artesana Quercus en el paladar de quien prueba esta bebida de autor que, por primera vez en la región extremeña, dispondrá de una planta de elaboración propia en Badajoz. 

Fabiola Lobo   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   11/12/2012

FOTÓGRAFO: Daniel Luengo.

Un kit para hacer cerveza en casa fue el detonante que llevó al pacense Pablo Blázquez, diplomado en Empresariales y licenciado en  Investigación y Técnicas de Mercado, a interesarse en producir a gran escala en la región extremeña una cerveza artesana y natural de autor. Tras algunas pruebas con escaso éxito, hace aproximadamente un año Blázquez buscó consejo en otro amante de la cerveza con experiencia en el mundo de la hostelería Juan Manuel Zapata, y también en Pablo Muñoz, amigo de ambos, y licenciado en Ingeniería Química, que podía aportar un perfil más técnico para acabar de redondear el equipo.

Una vez conformado el trío de ases decidieron poner en marcha esta idea pionera y desarrollar desde cero la receta, la marca comercial y por ende, buscar la financiación necesaria para montar la primera fábrica de elaboración propia en Badajoz.

Un trabajo intenso que ha culminado con la comercialización de esta primera cerveza rubia artesana 100% extremeña bajo el nombre propio Quercus, que debe su denominación a la familia de los árboles que caracterizan la dehesa extremeña como son la encina, el alcornoque o el roble.

Un proceso de producción natural

La molienda de la malta, la maceración del grano molido de malta en agua, la cocción del mosto con adición de lúpulo para conseguir el amargor y los aromas característicos de la cerveza, la fermentación mediante la adición de levadura que convierte los azúcares en alcohol y gas (CO2), y la carbonatación y maduración, son algunas de las etapas a tener en cuenta para emprender con éxito el proceso de fabricación de una cerveza artesana.

Si bien, todos los productos tienen su secreto, de modo que esta cerveza también tiene el suyo, que radica en la utilización de la miel de Fuenlabrada de los Montes como ingrediente distintivo, así como el toque cítrico que le aporta uno de los lúpudos elegidos.

Los tres promotores del proyecto han asegurado a MERCADOS21 que, además de esto, el factor natural le aporta sello propio.  “La carbonatación no lleva adición de gas carbónico, y el gas que tiene se obtiene únicamente de la acción de las levaduras. Además, no se pasteuriza, por eso la fecha de caducidad es de un año desde su fabricación”, han indicado.

Todo ello, y la gran acogida por parte del público desde que comenzaran a comercializar la cerveza a pequeña escala en algunos establecimientos de Badajoz, ha motivado que ya se hayan elaborado 1.000 litros, 600 en barriles y otros 400 en botellines de tercio (1.200 unidades), que desde hace un par de semanas se pueden consumir en algunos locales de la ciudad pacense pero que, a principios del próximo año se podrá degustar en otros puntos de la geografía extremeña.

Se trata, por tanto, de un proyecto ambicioso que pretende culminar con la creación de una microcervecería para producir hasta 20.000 litros de cerveza al mes, así como incorporar a la carta, a parte de esta primera cerveza rubia, otras variedades con distintos sabores y aromas como la cerveza tostado y la de trigo, entre otras.

Y esto no es todo, ya que una vez la planta de elaboración sea una realidad y funcione a pleno rendimiento esperan alcanzar una cuota de mercado en Extremadura de entre el 5% y 7% en un plazo de 3 años, para lo que intentarán fomentar la cultura de la cerveza artesanal en la región, mediante catas didácticas y seminarios.

Financiación e inversores

Si bien todo buen proyecto, además de una buena idea y un buen nicho de mercado, necesita financiación. Concretamente, para la producción actual de 1.000 litros, han utilizado una maquinaria de 50L, y alquilado las instalaciones de una cervecería en Madrid, que les ha supuesto una inversión de 10.000 euros.

Pero para la puesta en marcha de la microcervecería necesitarán alrededor de 150.000 y 160.000 euros que actualmente están buscando.

“Estamos explorando las posibilidades en estos momentos. De hecho, tenemos reuniones previstas con Extremadura Avante para estudiar la posibilidad de un crédito a un interés muy favorable. También vamos a solicitar ayudas al Gobierno de Extremadura en forma de subvención, y el dinero restante lo buscaremos en entidades financieras con las ya estamos en contacto. Además hemos recibido varias ofertas de inversores privados interesados en formar parte del proyecto”, han aseverado.

El valor de los productos extremeños

El gusto por lo propio. Es bien sabido por todos que cualquier producto de autor se dirige, principalmente, a un segmento de mercado que prima los productos regionales, de producción artesanal y de alta calidad. Si bien, este tipo de productos suelen presentar como un precio ligeramente superior al resto pero que, en cualquier caso, se ve compensado por la calidad del mismo.

FOTÓGRAFO: Daniel Luengo.

En estos momentos, la cerveza Quercus se está vendiendo a dos euros el tercio en botella en tienda, y en establecimientos entre dos y tres euros, dependiendo del formato elegido y el tipo de bar. Si bien, los emprendedores no ven en el precio un hándicap para su negocio. “Creemos que la situación actual puede ver ralentizado nuestro crecimiento, pero no lo va a frenar puesto que precisamente al tener delante un producto artesano y de calidad el público entiende la diferencia de precio y está dispuesto a asumirla”, han asegurado. Por todo ello, han concluido que están “muy contentos” con la acogida de los clientes.

Además, han anunciado que en enero esta cerveza llegará a más establecimientos de la geografía extremeña interesados en comercializarla como Cáceres, Don Benito, Mérida, Navalvillar de Pela, Los Santos de Maimona, Aliseda, y Llerena, entre otros; y comenzarán a venderla además por Internet, aunque también pretenden distribuirla en supermercados y centros comerciales de la región. Dicho esto, ya sólo cabe ¡un brindis por Quercus!

 

CLUB DE CERVECEROS EXTREMEÑOS

Entre los objetivos del proyecto, los promotores destacan la necesidad de fomentar la cultura de la cerveza artesana y natural en Extremadura, como ocurre en otro países como Alemania. Para ello, realizarán catas, encuentros y ferias entre los cerveceros, y además crearán un Club de Cerveceros Extremeños para compartir experiencias con otros fabricantes de cerveza para consumo propio y de impulsar el interés por esta bebida de autor entre los extremeños.
 

TRÍO DE ASES

Este proyecto ha sido promovido por tres emprendedores. Pablo Blázquez, diplomado en Empresariales y licenciado en Investigación y Técnicas de Mercado, es el responsable del desarrollo de la marca, marketing, ventas y distribución. Por su parte, Juan Manuel Zapata, que ha cursado tres años de Licenciatura en administración y dirección de empresas, será el responsable administrativo, de compras y maestro cervecero. Y por último, Pablo Muñoz, Licenciado en Ingeniería Química y Máster en Gestión de Calidad, será el maestro cervecero responsable del desarrollo del producto y de su elaboración.
Logo de la cerveza.

SaberMÁS sobre CERVEZA QUERCUS

Promovida por Pablo Blázquez, Juan Manuel Zapata y Pablo Muñoz.

- Teléfonos: 924 103 111 / 650 883 229
- Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
- Twitter: @quercuscerveza.
- Se puede consumir en: Zithum; Malecón Mojitos, Al Bossa, Pepe Jerez e Irish Tavern - Badajoz