lunes, 18 de junio de 2018

Necesito financiar mi empresa pero ¿cómo lo hago?

Por Andrés Montero   I    Economista

Hoy por hoy, los particulares y sobre todo las empresas se ven en la obligación de recurrir a diferentes formas de financiamiento externo para satisfacer todas sus necesidades económicas, una vez que no consiguen por sí mismas obtener la liquidez que deseaban o se encuentran con infinitas deudas monetarias, considerando ésta la única vía de escape para la mayoría de las empresas.

De esta forma, las entidades bancarias ponen a disposición de las empresas una amplia variedad de préstamos y créditos bancarios, para que éstos puedan optar por la alternativa que le resulte más conveniente, en función de sus expectativas de negocios y/o necesidades financieras.

Así, un particular que quiera crear un negocio podrá solicitar en primer lugar, un préstamo hipotecario para la adquisición o alquiler del terreno donde quiere implantar dicho negocio, con la ventaja que podrá financiar hasta el 100% de su valor; y en segundo lugar un préstamo ICO, pues necesitará de una pequeña financiación a corto a plazo para iniciar su actividad (compra de materiales, mobiliario, transportes, etc.), dependiendo de las caracteristicas del negocio y del presupuesto o coste del proyecto. En ambos préstamos, la empresa tendrá que entregar al banco un presupuesto o coste del proyecto y sobre todo, una garantia y/o aval para la aceptación de dichos préstamos. De esta forma, el nuevo empresario podrá obtener una financiacion a corto/ medio plazo para su negocio de forma simple y rápida.

Por otra parte, una empresa con menos de 50 trabajadores que se encuentre con problemas de tesorería a corto plazo o que no consiga pagar a sus proveedores, podrá en primer lugar solicitar o abrir una cuenta de crédito o póliza de crédito en su banco y/o caja habitual o en otras entidades bancarias, y barajar la posibilidad de obtener hasta 30.000€, y disponer del dinero libremente conforme a sus necesidades financieras, con la ventaja de poder realizar cualquier movimiento bancario y utilizarla de la misma forma que una cuenta corriente. En segundo lugar, también podrá solicitar un servicio de pago a proveedores que le permitirá gestionar y flexibilizar mejor sus pagos a proveedores, pudiendo ahorrar en costes administrativos y mejorar la relación con éstos. En ambos productos, la empresa tendrá que entregar un análisis financiero detallado y certificar que tiene menos de 50 trabajadores, para que la entidad bancaria estudie su riesgo y/o la viabilidad del préstamo.

Por último, una empresa con más de 50 trabajadores y que tenga serios problemas de liquidez y/o endeudamiento avanzado, podrá solicitar un préstamo al consumo/ personal hasta 50.000€, dependiendo del presupuesto o coste del proyecto de inversión, para cubrir sus necesidades puntuales de financiación o mejorar su circulante. En este tipo de préstamo, la empresa tendrá que presentar al banco o caja un completo análisis financiero, siendo pieza fundamental para la aceptación o denegación del préstamo.

Éstas son algunas de las opciones de financiamiento que las entidades bancarias ofrecen a las empresas para poner fin o, por lo menos solucionar parte de sus respectivos problemas económicos. De ahí que quiera aprovechar estas líneas para motivar a las empresas a informarse en su oficina bancaria más próxima, sobre éstas y otras opciones de financiamiento y solicitar aquellas que le resulten más convenientes a su empresa.

 

SaberMÁS

Portal financiero: www.miportalfinanciero.es

Otros blogs de interés: 

http://pedir-prestamo.com

http://solicitar-tarjeta-credito.com