jueves, 02 de julio de 2020

La Junta de Naturgy aprueba el reparto de dividendos en efectivo con cargo a los resultados de 2019

El presidente de Naturgy en la Junta General telemática por el Covid El presidente de Naturgy en la Junta General telemática por el Covid

La Junta General de Accionista de Naturgy ha aprobado, con cargo a los resultados 2019, un dividendo total en efectivo de 1,37 euros por acción (más de un 5% superior al de 2018), según ha comunicado el grupo energético. Del dividendo total, la compañía ya abonó 0,29 euros el pasado mes de julio, 0,47 euros en noviembre y 0,593 euros el pasado mes de marzo. Los accionistas han aprobado el pago del 0,01 euros por acción de dividendo complementario que quedaba pendiente de la propuesta original (0,603€/acción) y que será abonado el próximo 3 de junio.

Una Junta General, presidida por Francisco Reynés en Madrid, y que se ha celebrado por primera vez de manera completamente telemática tras la prórroga del Estado de Alarma. Los accionistas han aprobado los resultados y el informe de gestión de la compañía, correspondiente al ejercicio 2019.

Los accionistas también han respaldado la reducción de capital mediante amortización, antes del 30 de julio, de hasta 21.465.000 acciones propias, dentro del programa share buy back iniciado en julio de 2019. La compañía acordó al cierre del primer trimestre del ejercicio 2020 la suspensión temporal de dicho programa de recompra de acciones propias "hasta tener mayor visibilidad acerca de la duración y profundidad de la crisis derivada del Covid19".

"A pesar de un entorno energético adverso y un contexto macroeconómico en contra, en 2019 hemos cumplido nuestros compromisos fijados en nuestra hoja de ruta: somos más eficientes, hemos reducido nuestro perfil de riesgo, hemos cumplido las desinversiones previstas, mantenido la disciplina financiera y, lo más importante, seguimos apostando por ser un actor clave en la transición energética, avanzando hacia un mix energético más sostenible", ha explicado el presidente de Naturgy.

Fases del Plan Estratégico

Asegura Naturgy que la compañía ha concluido prácticamente la primera fase de su Plan Estratégico "convirtiéndose en más ágil y dinámica gracias a la implantación de un cambio cultural organizativo con mayor simplicidad de estructuras, transparencia en su funcionamiento", contabilidad y financiación . También, recalca, ha optimizado procesos non core y se ha desinvertido en negocios sin masa crítica. Durante este primer periodo del Plan Estratégico, Naturgy ha puesto el foco "en inversiones alineadas con la transición energética y ha mantenido la disciplina de inversión, primando la rentabilidad frente al tamaño".

Los objetivos para la segunda fase del Plan Estratégico pasan, entre otros, por mantener la reducción del perfil de riesgo a través de la rotación de activos, en línea con los objetivos de la transición energética, así como en el establecimiento de relaciones win-win con los reguladores y en la renegociación de los contratos de suministro de gas. Otros objetivos fijados por Naturgy para la segunda fase son la optimización y automatización de procesos core y el fortalecimiento de la posición de la compañía, centrada en la estructura financiera y en el avance en los compromisos ESG, entre otros.

La compañía afronta así la segunda parte del Plan en un escenario volátil, de incertidumbre en los mercados internacionales y fuerte contracción de los precios de las materias primas, todo ello marcado por la crisis sanitaria derivada del Covid19. Al contexto energético de la primera parte del año, con una caída generalizada de todos los índices (HH -33%, JKM -63%, NBP -64% o el pool eléctrico español con un -41%), se suman las previsiones de PIB negativo para todas las geografías principales en las que la compañía está presente.

Ante la actual situación y las importantes incertidumbres del entorno por el Covid19, la compañía ya avanzó a principios del mes de abril algunas de sus líneas de gestión prioritarias para 2020, centradas en, entre otras, mantener una "liquidez robusta, una cómoda posición de balance y flexibilidad", así como hacer uso de los mecanismos de revisión ordinarios y extraordinarios contemplados en los contratos de aprovisionamiento de gas para adaptarlos a las condiciones actuales de mercado.

Con el objetivo de consolidar su protagonismo en la transición energética, Naturgy trabajará para incrementar el peso del negocio eléctrico, especialmente en la generación renovable.

"Por todo ello, el ejercicio 2020 será retador y no concebimos afrontarlo sin avanzar en nuestra transformación. Una evolución a la que obliga, hoy más que nunca, un entorno cada vez más competitivo y demandante. Hemos llegado casi al ecuador del Plan Estratégico cumpliendo con aquello a lo que nos comprometimos y aún nos quedan muchas cosas por hacer", ha afirmado Reynés.

Hitos relevantes

El presidente de la compañía ha explicado durante la Junta los principales hitos de actividad de Naturgy en 2019, entre los que remarcó la inversión de 1.700 millones de euros en el ejercicio; destinada principalmente a proyectos de crecimiento y con una inversión histórica en el caso de las renovables (unos 800 MW); y la modernización de las redes de distribución de gas y electricidad.

Asimismo, avanzó que la compañía sigue trabajando para dinamizar su portfolio de actividad y mejorar su perfil a través de posibles desinversiones en aquellas geografías que no aporten valor añadido a la compañía.

Como hitos corporativos, a lo largo de 2019, Naturgy ha continuado con la optimización de su cartera de negocios, cerrando la adquisición del 34,05% del Medgaz y dando entrada al Fondo de Infraestructura Global de Energía y Energía (GEPIF) de Blackrock en el gasoducto Medgaz, al comprar una participación del 50% en el vehículo de propósito especial (SPV, por sus siglas en inglés) que se creó al acordar la adquisición de la participación de Mubadala en esta infraestructura y al mismo precio. Naturgy no precisa aportar efectivo en la transacción global, preservando así su liquidez, y transformando su participación financiera en una posición estratégica de control conjunto con Sonatrach.

En cuanto al plan de eficiencias, el presidente valoró su buena evolución. Así el ejercicio 2019 se cerró con unos ahorros de costes acumulados de 380 millones de euros, una cifra muy por encima de los objetivos inicialmente recogidos en el Plan Estratégico. Reynés reiteró ante los accionistas que durante este año 2020, la compañía está en condiciones de alcanzar los compromisos para 2022 previstos en esta materia (500 millones de euros).

De otra parte, Reynés ha detallado las mejoras medioambientales que la compañía alcanzó en 2019 así como la nueva Política y Plan Global en esta materia, que recoge las líneas de actuación de Naturgy hasta 2022. Sólo en 2019, la compañía redujo un 16% sus emisiones de CO2, un 24% el uso de agua en sus actividades, generó un 70% menos de residuos y multiplicó por dos el uso de materiales reciclados, entre otros resultados.

Cambios organizativos y de estructura

"Tenemos un entorno de alta incertidumbre y cada día más volátil, que requiere que las empresas hagan un ejercicio de reflexión y que busquen vías para adaptarse a las nuevas condiciones. Naturgy debe acelerar una nueva etapa de transformación, más profunda, que le permita seguir consolidando las reformas estructurales acometidas y a la vez abordar los desafíos del futuro inmediato", ha sostenido Reynés.

Así y a partir de este segundo trimestre, la empresa definirá una nueva estructura directiva tras la creación de tres nuevas unidades de negocio para afrontar los nuevos retos energéticos y captar nuevas oportunidades de crecimiento e incorporará a tres directivos de contrastada experiencia para dirigirlas.

La Unidad de Gestión de la Energía y Redes, dirigida por Pedro Larrea; la Unidad de Renovables, Innovación y Nuevos Negocios, dirigida por Jorge Barredo; y la Unidad de Comercialización Minorista, dirigida por Carlos Vecino.

La Junta General Ordinaria ha corroborado igualmente los nombramientos de Lucy Chadwick e Isabel Estapé como nuevas consejeras dominicales por GIP y Criteria, respectivamente. Naturgy avanza así en su compromiso para alcanzar la paridad en el Consejo de Administración al nombrar a dos nuevas consejeras en su máximo órgano de gestión.

Además, la empresa ha informado a los accionistas de la creación de la Comisión de Sostenibilidad, que será la encargada de velar y supervisar el papel de la compañía en la transición energética así como de reforzar el compromiso del Consejo en esta materia. Esta Comisión se suma a la de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo y a la de Auditoría y Control.

Los efectos del COVID-19

El presidente de la compañía ha expuesto que Naturgy "ha respondido de forma eficiente, decisiva y ágil con diferentes medidas para proporcionar los recursos necesarios para el trabajo en remoto", así como todos los equipos de protección personal para aquellos empleados que tienen que seguir desplazándose de sus hogares para atender urgencias o acudir a centros críticos. Cerca de un 75% de la plantilla está teletrabajando desde el inicio de la crisis.

La empresa ha incrementado los recursos destinados a todas sus instalaciones críticas desde las que se garantiza el suministro energético, cumpliendo "todos los requisitos de seguridad e higiene para sus empleados".

Los responsables de la compañía han detallado las "numerosas medidas" para dar apoyo a sus clientes, familias, proveedores y sociedad en general, y que ofrecen cobertura financiera y social a un colectivo superior a los 10 millones de personas en España. En este sentido, los empleados y el Consejo de Administración, junto con la compañía, han donado 2,3 millones al programa Cruz Roja Responde para la compra de material sanitario.

En las últimas semanas, Naturgy ha activado un plan de desescalada y regreso a la actividad tras el Covid19, que "se ejecuta siempre y en todo momento priorizando la seguridad y la salud de los empleados y cumpliendo las directrices de las autoridades sanitarias".