martes, 20 de febrero de 2018

Los emprendedores digitales acusan al mercado de estar "poco preparado" para los negocios de la Red

Ocho alumnos del Master en Internet Business (MIB) relataron sus experiencias en el desarrollo de empresas digitales de diferentes sectores, durante una mesa redonda organizada por el ISDI sobre emprendimiento digital en España, celebrada en Madrid, de la que se extrajo como principal conclusión que actualmente el mercado está "poco preparado" para los negocios digitales.

"La tecnología, las plataformas de pagos, el servicio de los proveedores de producto y la logística son los mayores problemas que deben afrontar los emprendedores de negocios digitales", según informa el ISDI en nota de prensa.

Los emprendedores digitales señalaron que las mayores dificultades para poner en marcha sus proyectos fueron la "falta de preparación e infraestructura adecuada del mercado, que sigue primando a los negocios tradicionales".

"Estas dificultades provocan retrasos en el lanzamiento de los proyectos y pérdida de ingresos por varias vías como el servicio de producto o los problemas en los cobros", señalan.

Ante ello, los emprendedores indicaron que el mercado es "poco maduro para los negocios digitales", más aún teniendo en cuenta las dificultades existentes, entre las que destacaron la tecnología, entendida como la falta de proveedores adecuados con una capacitación técnica suficiente.

"No existe en España una cultura para atender a las empresas digitales. Los proveedores de productos priman a las empresas con tienda física frente a los e-commerce a quienes, en muchos casos, tardan en servir o bien obligan a comprar un stock de producto, lo cual provoca retrasos al servir los pedidos y un incremento de los costes que reduce considerablemente los márgenes del negocio y compromete su supervivencia", apostillaron.

Igualmente, señalaron que los bancos españoles "están aún poco preparados para ofrecerles una plataforma (TPV) para el pago on line". Igualmente, sobre financiación todos coincidieron en apuntar que, frente a la cultura que hay en otros países como Estados Unidos, "en España los inversores de venture capital actúan ahogando a los emprendedores más que acompañándoles en el proceso, pues la mayor parte de los proyectos se inician con escaso presupuesto y autofinanciación".

Por último, mencionaron el fraude del comercio electrónico en España, cuya incidencia ha bajado hasta situarse entre el 1 y el 2%, situándose anteriormente entre el 4 y el 5% de los pedidos, al mismo nivel que en el comercio off line (tradicional), concluyeron.

F. L. P.