sábado, 30 de mayo de 2020

Lidl ofrece una línea de ayuda financiera de hasta 14 millones de euros a sus propios empleados

Tienda de la compañía de alimentación Tienda de la compañía de alimentación

Lidl ha puesto en marcha una línea de ayuda financiera por valor de 14 millones de euros a la que podrán acogerse 13.000 de sus empleados en España, el 86% del total de la plantilla. La compañía ha impulsado esta medida "pensando en aquellas familias que en estos momentos necesiten un alivio económico debido al parón de una parte de la actividad laboral en nuestro país", según señala la empresa.

Asegura Lidl que "podrán acogerse a esta línea de crédito todos los trabajadores de tiendas, almacenes y oficinas de Lidl (a excepción de directivos y mandos intermedios) que tengan una antigüedad superior a 6 meses, independientemente de su salario y de su jornada laboral".

Los empleados que cumplan estos requisitos, unos 13.000, podrán solicitar el adelanto de una cantidad equivalente a una mensualidad bruta de su nómina a devolver en 18 meses sin intereses. "Con esta medida queremos seguir reconociendo y apoyando la extraordinaria labor que están realizando todas las personas que forman parte de Lidl España, en especial los que están en primera línea al frente de nuestras tiendas y almacenes", afirma Claus Grande, CEO de Lild España.

Prima a empleados

Dice la empresa que con esta medida, "Lidl suma una iniciativa más de apoyo a sus empleados desde que comenzó la situación de alarma actual". En la nómina del mes de abril, la compañía abonará a sus empleados una prima de 160 euros. Una cantidad que, junto a otros variables, representan un incremento del salario de unos 250 euros de media en este mes, lo que supone para Lidl un montante aproximado de 4,5 millones de euros.

Debido a la situación excepcional que que ha desencadeno la pandemia, la compañía ha reforzado su programa de salud y bienestar a empleados con nuevos servicios. En concreto, ha puesto a disposición de toda su plantilla una app para consultas a diferentes especialistas médicos, mediante un chat y desde el teléfono móvil, así como un servicio de atención psicológica disponible 24 horas para los trabajadores y sus familias.

Todas estas medidas se añaden a las que Lidl ya ha implantado desde el inicio del Estado de Alarma con el fin de proteger la salud de sus empleados en tiendas, centros de distribución y oficinas.