domingo, 23 de septiembre de 2018

Las empresas y autónomos de Castilla y León dispondrán de una línea de financiación reembolsable de 110 millones de euros

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha dado a conocer hoy a más de un centenar de representantes de las principales organizaciones empresariales de Castilla y León el contenido de las Líneas de Financiación Empresarial que se pondrán en marcha en 2012 a través de la nueva Agencia de Innovación y Financiación Empresarial.
Esta medida moviliza un total de 110 millones de euros en préstamos reembolsables cuyo principal objetivo será facilitar la liquidez y el capital circulante, así como apoyar las principales líneas de competitividad de la empresa en sus inversiones, gastos de I+D+i e internacionalización. Son fórmulas de financiación que suponen que las empresas dispongan, desde el momento cero a la hora ejecutar sus proyectos, de la tesorería necesaria para llevarlos a cabo y se plantean además en unas condiciones de tipo interés y plazo muy beneficiosas respecto a las condiciones de mercado, con un plazo de amortización suficiente para hacer viables sus proyectos.
Estas nuevas medidas se completan con el Programa de Capitalización de Empresas de ADE Capital Sodical para fortalecer los recursos propios de empresas que aporten valor añadido, riqueza y empleo a la Comunidad. La Agencia de Innovación y Financiación Empresarial inicia una nueva etapa y se posiciona como un ente con nuevos instrumentos de apoyo más acordes a la nueva realidad económica y empresarial. De esta manera culmina el tránsito que la ADE ha llevado a cabo en los últimos tres años, marcado por la disminución de Fondos Europeos y el paso de subvenciones a fondo perdido hacia subvenciones de carácter reembolsable desarrollando una nueva política de apoyo empresarial a través de instrumentos y otras medidas financieras, que se convierten hoy en el principal producto de la nueva ADE, junto con los servicios de valor añadido y acompañamiento empresarial.
Las ventajas de las ayudas reembolsables, frente a las ayudas a fondo perdido, es que posibilitan financiación inmediata, lo que mejora la viabilidad de las inversiones empresariales, acelerando su ejecución y llegada al mercado. Se trata de medidas con efecto directo sobre la actividad económica y por tanto sobre la generación del empleo. Su puesta en marcha lleva consigo una estrecha colaboración con las entidades financieras que operan en la Región y que van a favorecer su difusión y conocimiento. Las nuevas medidas afrontan la urgencia de la situación a corto plazo, pero compaginándola con una estrategia de futuro a medio y largo plazo.
Redacción.