domingo, 23 de septiembre de 2018

Las empresas familiares españolas apuestan por la internacionalización

En 2013 el 74% de las compañías familiares ha aumentado su presencia en el exterior y más de la mitad plantea oportunidades de inversión en destinos como Latinoamérica, Europa o Asia.


Estos datos se desprenden de la primera edición del Barómetro de la Empresa Familiar, realizado por KPMG en colaboración con las Asociaciones Territoriales vinculadas al Instituto de la Empresa Familiar.

Así, en España el porcentaje de empresas familiares que tiene la intención de crecer se sitúa en el 80%. De ellas, la cifra que pretende hacerlo hacia el exterior alcanza el 31%, frente a un 24% que sólo pretende hacerlo en el mercado local y un 25% prevé crecer en ambos mercados.

barometro europeo empresa familiar

Para Juan José Cano, socio responsable de Empresa Familiar de KPMG en España, "la empresa familiar está aprovechando las enormes posibilidades que ofrece el mercado exterior. No obstante, posicionarse en un mercado tan competitivo, requiere diferenciarse en calidad, diseño, marca o servicio. Además, hay que efectuar una correcta selección de los mercados y una exhaustiva evaluación de riesgos".

En cuanto a los destinos a donde apuntan las principales oportunidades de expansión, el 22% de las empresas familiares españolas se decantan por Latinoamérica. Sólo el 10% tiene intención de hacerlo en Europa y un 7% en Asia. Sin embargo, para la media europea, Asia es el mercado más atractivo, con el 16% del total, tras los propios socios de Europa, que son preferenciales para el 20%.

En materia de inversión, las empresas españolas y europeas coinciden en que seguirán centradas en su actividad principal (36% y 48% respectivamente), mientras que el 29% de España y el 26% de Europa apostarán por la internacionalización, así como el 24% y el 17% por la diversificación de sus actividades, respectivamente.

A pesar de las buenas previsiones, las empresas familiares españolas parecen atravesar por una situación más compleja que las del resto de Europa ya que, en los últimos seis meses, la facturación ha disminuido para el 44% de las compañías encuestadas, mientras que en el panorama europeo la reducción afectó al 31%. Frente a ello, una de cada cuatro españolas (26%) ha experimentado un aumento en sus ventas, un dato inferior al del resto de empresas familiares en Europa (43%).

Destinos expasion empresas familiares

Por otro lado, el informe destaca que los responsables de las empresas familiares otorgan gran importancia a factores como mantener el control familiar, preparar la sucesión o formalizar el papel de la familia en la gestión de los negocios. "Para todos esos extremos, una buena planificación e implantación de sistemas de gobierno corporativo se revela crucial", concluye Juan José Cano.

Si bien el 25% de las empresas familiares españolas afirma haber creado empleo durante los últimos seis meses, el 37% aún se ha visto obligado a reducir sus plantillas. En comparación con Europa, se atisba una mayor complejidad del mercado laboral, ya que el 40% de las empresas familiares europeas señala haber contratado nuevo personal y tan sólo el 24% haberlo reducido en los últimos seis meses.