domingo, 23 de septiembre de 2018

Las empresas extremeñas, listas para afrontar el futuro

Por José Luis Quintana Álvarez Consejero de Fomento de la Junta de Extremadura

Extremadura ha experimentado un cambio en los últimos 30 años que no tiene comparación posible con cualquier otra época de nuestra Historia. Echar la vista atrás significa encontrarnos con una región absolutamente abandonada a su suerte, con más complejos que esperanzas y con un panorama desolador que favorecía el éxodo de extremeños como una sangría irrefrenable. Sin embargo, con la creación de la Autonomía y la llegada de Juan Carlos Rodríguez Ibarra a la presidencia de la Junta de Extremadura, nuestra región comenzó a despertar, a transformarse, a ser dueña de su futuro. Y desde entonces hasta ahora no hemos hecho más que evolucionar en todos los sentidos con dedicación, ilusión y, sobre todo, con el esfuerzo y trabajo de los miles de extremeños que han hecho posible la Extremadura actual. La sociedad extremeña se ha transformado; como también lo han hecho en la misma medida nuestras empresas. Ahora, ya a nadie le extraña ver a una empresa extremeña como adjudicataria de un tramo del AVE, o de una autovía, o de prácticamente cualquier obra pública tanto dentro como fuera de nuestro territorio. Estamos preparados porque tenemos profesionales perfectamente cualificados y porque la seriedad y el trabajo bien hecho son la seña de identidad de nuestro tejido empresarial. Desde la Administración autonómica siempre hemos apoyado a nuestras empresas, y así va a seguir siendo. Por eso, todas nuestras obras, incluidas las de mayor volumen, cuentan con la participación de empresas extremeñas; como por ejemplo la autovía autonómica EX A1,que une Plasencia con Portugal, y que tiene a empresas de la Comunidad Autónoma en los cinco tramos que están actualmente en ejecución. Y lo mismo podemos decir de la alta velocidad, de las plantas de depuración y abastecimiento de agua, de los centros escolares, hospitales, etc. Es cierto que no atravesamos una etapa sencilla, sino más bien todo lo contrario. Por eso, desde estas líneas quiero poner de manifiesto el apoyo de la Junta de Extremadura a nuestras empresas y emprendedores, porque son una parte muy importante de nuestro patrimonio, y porque hemos ido de la mano en los últimos 30 años, hasta el punto de que el crecimiento del mercado empresarial extremeño es comparable al que ha experimentado nuestra sociedad en general. Por eso vamos a seguir incidiendo en la mejora de nuestras infraestructuras, en la construcción de viviendas protegidas, en el fomento del transporte público, etc., todo para, en la medida de nuestras posibilidades, seguir generando oportunidades de crecimiento para Extremadura y para nuestras empresas.

Estamos convencidos de que todos juntos vamos a superar la crisis, y que de ella vamos a salir mucho más reforzados y preparados para afrontar el futuro con garantías.