domingo, 22 de julio de 2018

Las casas de apuestas comienzan a operar con licencia española tras ajustar cuentas con Hacienda


Redacción   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   01.06.201


Desde este viernes es necesario que las casas de apuestas cuenten con una licencia otorgada por el Gobierno para poder operar en España, acabando así con los años en los que esta actividad se movía entre la alegalidad de la normativa española en este asunto.

Ya en mayo del 2011 se aprobó la denominada Ley del Juego, que establecía con carácter inmediato unos impuestos que las casas de apuestas que operaban en España debían cumplir de manera obligatoria: el 25% sobre sus ingresos netos, es decir, facturación menos pago de premios. Además, la citada normativa fijaba que estas compañías deberían de contar con una licencia online otorgada por la Dirección Nacional de Ordenación del Juego (DGOJ).

Sin embargo, a principios del pasado mes de abril, y ya con Mariano Rajoy al frente del Gobierno, el Ejecutivo estableció que para gozar de una de las tan ansiadas licencias, las bookies, como se las conoce a nivel internacional, debían hacer frente a los impuestos de los últimos cuatro años, en los que han operado en España sin cobertura legal.

A pesar de las reticencias públicas de muchas casas de apuestas a la hora de hacer frente a estos pagos, las principales del sector ya han regularizado su situación, apremiadas por el comienzo el próximo 8 de junio de la Eurocopa