viernes, 23 de febrero de 2018

La trinomio Universidad-Ciencia-Empresa, a debate en el Foro Innovatec

En este marco, también se entregaron los II Premios Cartuja a las empresas Inerco, Biomedal, Isotrol, Novayre y Faico por su labor empresarial, así como el premio honorífico a título póstumo para José María Benjumea, arquitecto y director técnico del PCT Cartuja.

F. L. P.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   26/10/2012

De izquierda a derecha: José Luis Calvo, presidente de Isotrol y del IAT; Isaías Pérez Saldaña, presidente de Cartuja 93; Rafael Gordillo, subdirector Jefe de Estudios de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Sevilla; y Ángel Cebolla, director general de Biomedal. FOTO: Foro Innovatec

La necesidad de reforzar la relación entre Universidad, Ciencia y Empresa para reactivar la economía en Andalucía y España, y superar la actual situación de crisis han sido una de las principales conclusiones del Foro Innovatec, promovido por Cartuja 93 y la Obra Social Cajasol, que se celebró ayer en Sevilla.

El subdirector Jefe de Estudios de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla, Francisco Gordillo; el presidente de Isotrol y del Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), José Luis Calvo; y el director general de Biomedal, Ángel Cebolla fueron los encargados de dinamizar la mesa redonda, en la que resaltaron la importancia del trinomio Universidad-Ciencia-Empresa como "instrumentos del sistema de innovación y desarrollo en España y como pilares fundamentales para salir de la crisis, y crear riqueza y empleo", según informan en nota de prensa.

Así, Francisco Gordillo defendió el papel que ejerce la Universidad y la Ingeniería como generador del conocimiento y de la trasferencia de tecnología que posteriormente se traslada al campo empresarial, haciendo hincapié en tres aspectos fundamentales como la formación de ingenieros y profesionales de alta cualificación, la colaboración con las empresas y la industria, y el fomento y creación de Empresas de Base Tecnológica (EBT’s).

“Tener una Escuela de Ingenieros fuerte como motor de desarrollo es fundamental para dinamizar la economía, ya que los egresados son los que sustentan a las empresas en el futuro”, indicó Gordillo quien también destacó otras iniciativas que se están desarrollando desde la Universidad para fomentar el emprendimiento y el acercamiento al mundo de la empresa, como la Oficina del Emprendedor o la organización de asignaturas sobre esta materia en diferentes carreras y titulaciones.

Por su parte, José Luis Calvo abogó por realizar una reflexión sobre el cambio de mentalidad necesario para salir de la crisis económica, en la que "es indispensable replantear la eficiencia y gestión de los recursos disponibles" para llegar a las metas y objetivos propuestos.

"La crisis no está siendo gestionada por los mejores profesionales, y eso se debe corregir. Hoy es el mercado el que decide y por ello es importante estar preparado de la mejor manera posible”, subrayó el presidente, quien añadió que para ello "hay que separar los conceptos de inversión y gasto, de manera que se pueda apostar por aquellos sectores competitivos y emergentes" a la vez que "hay que preocuparse también por los ciclos formativos medios y superiores, de las que hoy tenemos un mayor déficit en el mercado andaluz y español”.

Finalmente, el director general de Biomedal hizo un análisis de la situación de la innovación en Europa y España en los últimos años, y del descenso de las inversiones en I+D+i que se ha venido produciendo en esta materia en algunas regiones como Andalucía, así como de la necesidad de impulsar una mayor trasferencia de la investigación y actividad científica a la actividad comercial.

“España ha ido aumentando el número de investigaciones y artículos publicados en revistas científicas y destina un promedio de recursos por investigador parecido al Reino Unido, pero ha bajado en patentes, es decir, en la aplicación de ese conocimiento”, aseveró.

Tras la mesa redonda tuvo lugar el acto de entrega de los II Premios Cartuja, convocados por el Parque Científico y Tecnológico Cartuja, con los que se reconoció la labor de las empresas Inerco, Biomedal, Isotrol, Novayre y Faico, ubicadas en el recinto. Asimismo, se hizo entrega de un Premio Honorífico a título póstumo a José María Benjumea, arquitecto y director técnico del PCT Cartuja, fallecido el pasado mes de junio.