viernes, 21 de septiembre de 2018

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, anuncia un segundo paquete de medidas de reforma laboral

  • Escrito por F. L. P

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo Tena, ha anunciada un segundo paquete de medidas para reforzar la reforma laboral que incluirá el fomento del emprendimiento, unas medidas específicas para colectivos con dificultades como los mayores de 45 y los menores de 30 sin estudios, una racionalización de los modelos de contrato, y la concentración de la formación en el uso de las nuevas tecnologías y los idiomas.

Así lo ha asegurado durante su intervención en el Observatorio Colón, foro que reúne a los directivos de Recursos Humanos de las principales empresas españolas y de multinacionales con intereses en España, celebrado ayer en Madrid con la organización de la consultora PeopleMatters.

Bajo el título 'El entorno laboral que necesita España', Hidalgo Tena comenzó su ponencia asegurando que en España "no hará falta un crecimiento del 2% del PIB para crear empleo real", sino que "a partir del 1% ya habrá nuevos puestos de trabajo, especialmente en sectores como las nuevas tecnologías, el comercio electrónico y la automoción".

En su intervención, realizó un repaso de los primeros efectos de la reforma laboral y el resto medidas emprendidas por el Gobierno para luchar contra el desempleo, en la que enmarcó todas las acciones realizadas como "recuperar la confianza con la consolidación fiscal, la reforma del sector financiero y el paquete de reformas estructurales como sin reforma laboral y la educativa o la energética".

Respecto a su departamento, Hidalgo Tena reconoció que “España ha estado al borde del abismo con tasas de paro inasumibles". "La reforma fue diseñada para romper las rémoras que año tras año nos ha impedido llegar a una eficiencia real de la gestión de los recursos humanos, la falta de flexibilidad que nos colocaba a la cola de la OCDE, solo por delante de Turquía, México y Luxemburgo, que no se ajustaba a las necesidades de los empresarios y con una subida de los costes laborales unitarios del 30% que nos hacía perder competitividad”, insistió.

La secretaria de Estado de Empleo aseguró entonces que, aunque en la crisis, España ha perdido la mitad del empleo que se ha destruido en toda la OCDE, aún así, la reforma ha evitado la destrucción de un millón de empleos más. “Creemos que es un error pensar que por haberla hecho, ya vale -añadió-. Una reforma por sí misma no genera empleo, está pensada para el largo plazo y tiene que cambiar el comportamiento de 30 años de actividad. Ahora necesitamos evaluar constantemente qué funciona y qué no para seguir avanzando en nuevas medidas”.

Finalmente, y entre las principales preocupaciones que admitió Engracia Hidalgo Tena de cara al futuro, resaltó el riesgo de que España mantenga un paro estructural excesivamente elevado, sobre todo entre colectivos como los mayores de 45 años o los menores de 30 sin estudios.