lunes, 10 de diciembre de 2018

La Perla de Castilla, cocina castellana con sabor tradicional

Su pincho Ambrosía obtuvo un accésit en la última edición del Salón del Gourmet que se celebra cada año en Madrid

Beatriz Hernández    I    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    I    Síguenos en @Mercados21    I     28/05/2013

El restaurante vallisoletano La Perla de Castilla ha sabido adaptar la cocina de siempre, la tradicional castellana, a las costumbres que se imponen hoy en día. El resultado de todo ello son platos novedosos que se han integrado plenamente en el menú castellano y cuyas cuidadosas elaboraciones enriquecen las propiedades naturales de los productos autóctonos. Una carta de postres de elaboración casera y una amplia y completa bodega con referencias de los mejores vinos completan la oferta gastronómica de este establecimiento.

Manuel Astorga, gerente de LA PERLA DE CASTILLA y los pinchos, de los que es autor Lolo Astorga, el restaurador.

El restaurante, de carácter familiar –en él trabajan cuatro personas de la misma familia–, debe su nombre a que en la parcela dónde se levanta el edificio existía una fábrica de harinas que se conocía con el nombre de Harinera La Perla. Su ‘cabeza visible’ es Manuel Astorga, quien, junto a su familia, se embarcó en el negocio en el año 1991, hace ya casi un cuarto de siglo.

De su cocina destaca “la calidad de la materia prima” y “el cuidado con el que se trata” a la misma, tal y como señala Astorga. En su carta se puede encontrar una amplia oferta de pescados y carnes que abarca desde besugo, rodaballo o merluza hasta chuletillas de lechazo, chuletón de buey o carrillada de ibéricos. Los postres clásicos como la tarta de chocolate blanco y negro conviven con otros renovados como el pastel de aguacate con pistachos, salsa de fresa, aceite de oliva y sorbete de limón. Pero los productos estrella de la carta son los guisos diarios elaborados por “la jefa”, Mati, y  por supuesto la cocina creativa de Lolo Astorga.

El perfil del cliente que pasa por La Perla de Castilla es muy amplio y, a diario, se sientan a la mesa a degustar los manjares que ofrece su cocina castellana personas del mundo de los negocios y clientes que quieren “quedar bien con sus invitados”.

Tapa AMBROSÍA: Salmón ahumado con queso fresco de cabra y mermelada de pimiento verde. Segundo Premio como Mejor Tapa en la Feria del Gourmet de Madrid. Abril 2013.

El esfuerzo al trabajo duro suele tener su recompensa y recientemente la tapa Ambrosía de La Perla de Castilla obtuvo un accésit al Mejor Pincho durante el Salón del Gourmet que se celebra cada año en Madrid. Manuel dice sentirse “orgulloso” por este galardón y subraya que para él supone “una gran satisfacción” ser reconocido en un certamen donde compiten “grandes profesionales del sector”.

Otros premios que ostenta el restaurante son el Pincho de Oro 2003 y el Mejor Pincho caliente en 2007 del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid. Algo que anima a sus responsables a seguir confiando en las recomendaciones de sus clientes, que les asesoran con su parecer, asegura Manuel Astorga.

PASTELITO DIVINO: Mousse de pimiento con foie y mermelada de cebolla. Accesit como Mejor Pincho en el VIII Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid.

No corren buenos tiempos para casi nada y, el mundo de la restauración quizás sea uno de los sectores que peor lo están pasando con la crisis, por eso, el empresario indica que seguirá “apostando por la calidad de los productos” ya que no hay mejor receta para fidelizar a la clientela que ofrecer “calidad y platos diferentes”. A todos los que acuden a su restaurante, el gerente de La Perla de Castilla siempre les dice lo mismo, que “se dejen recomendar” y, sobre todo, que se sientan “como si estuvieran en su propia casa”.