martes, 20 de febrero de 2018

La Fundación Botín presenta el informe '¡Buenos días creatividad!' para impulsar su desarrollo desde la infancia

Este Informe se sumará a otros estudios que la Fundación Botín publicará en 2013 sobre educación emocional y social y, también en enero de 2014 sobre cómo las artes desarrollan la capacidad de crear, que forman parte del programa Educación Responsable en colegios de Cantabria, y ahora en Madrid.

F. L. P.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   30/11/2012

La Fundación Botín ha presentado el Informe internacional '¡Buenos días creatividad!', en el que recoge estudios y conclusiones sobre la importancia del desarrollo de la creatividad desde la infancia, ya que "una educación rica en artes aumenta en un 17,6% las posibilidades de cursar estudios superiores y de conseguir mejores trabajos, al tiempo que reduce en un 10% las probabilidades de caer en el desempleo".

De izda. a dcha.: Anna Cutler, directora de Aprendizaje de la Tate; Paloma Botín y Carmen Botín, patronos de la Fundación; Iñigo Sáenz de Miera, director general de la Fundación, y Christopher Clouder, director de la Plataforma para la innovación en Educación de la Fundación Botín. FOTO: Fundación Botín.

Por el contrario, según este informe, la carencia de este tipo de educación, eleva en cinco veces, a partir de los 26 años, las posibilidades de acabar siendo dependientes de ayuda o asistencia pública. Por ello, y a la vista de estos datos, numerosos investigadores han afirmado que "en la actualidad estamos afrontando una auténtica crisis creativa", según informa en nota de prensa.

"Los niños nacen con una increíble capacidad de aprender, pensar, vivir e interactuar con su mundo de forma creativa. Vienen al mundo con sofisticados programas de software preinstalados que desafían el entendimiento humano. Aprenden rápidamente habilidades complejas como puede ser nadar o incluso otros idiomas si se les expone a ellos a una edad temprana. Pero cuando empiezan a interactuar con el mundo real,  retrasan su crecimiento en la vida, y para cuando son adultos, han perdido más del 70% de sus capacidades innatas. En realidad no las pierden, sino que quedan adormecidas”, según ha declarado la doctora Martina Leibovici-Mühlberger, durante la presentación del Informe celebrada recientemente en Madrid.

Los datos más significados en relación a la mejora de los logros académicos que se consiguen con una educación creativa, están recogidos en el estudio realizado por James Caterall sobre más de 25.000 alumnos de Estados Unidos, que indica que los estudiantes que se implican en las artes tienen "más probabilidades de escribir, leer y realizar matemáticas complejas, de nivel superior, faltan menos a clase y afirman ser más felices en la escuela".

No obstante, el estudio también ha advertido que aquellos lugares en los que la educación en artes se había realizado con programas de baja calidad, "no sólo no había favorecido a los alumnos sino que había provocado efectos negativos en el desarrollo de la creatividad y del pensamiento innovador de los jóvenes".

Por otro lado, y ahora en el ámbito emocional, un análisis realizado por Kyung Hee Kim partiendo de los datos recogidos sobre casi 300.000 adultos y niños estadounidenses, ha señalado que “el significativo descenso de la puntuación en fuerza (física) desde 1990 indica que en los últimos 20 años, los niños se han vuelto menos expresivos en cuanto a sus emociones, menos enérgicos, menos habladores y expresivos, menos cómicos, menos vitales y pasionales, menos perceptivos y menos sintetizadores”, entre otras cosas.

Por último, cabe destacar entre los proyectos de investigación publicados más recientemente (2012) el denominado 'Las artes y el rendimiento de jóvenes en situación de riesgo', que utiliza datos de cuatro estudios longitudinales a gran escala del periodo 1988-2008.