lunes, 28 de mayo de 2018

La fábrica de Carcesa tiene un desfase patrimonial de unos 68 millones de euros

Los administradores han acordado un ERE que afectará a un centenar de trabajadores

Carnes y Conservas Españolas (Carcesa), propiedad de la familia Ruiz-Mateos y del grupo Nueva Rumasa, ha presentado un desfase patrimonial de cerca de 68 millones de euros, al tener un pasivo de aproximadamente 245 millones de euros, frente a activos valorados en 178 millones de euros, según informaron a Europa Press fuentes de la administración concursal.

La situación patrimonial que refleja el informe concursal que los administradores presentaron ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Badajoz, contrasta con la declaración de la familia Ruiz-Mateos al solicitar el concurso, donde se reflejaba un pasivo superior a 100 millones de euros y activos valorados en alrededor de 120 millones de euros. De ahí, que los gestores de Nueva Rumasa fueran apartados de la gestión por la juez.

Los mayores acreedores de Carcesa son entidades financieras, como el Banco Santander, aunque la compañía tiene alrededor de 1.500 acreedores. De las emisiones de pagarés, tiene actualmente alrededor de 17 millones de euros pendientes de pago, mientras que el resto del pasivo corresponde a deuda financiera y con otras empresas del grupo.

"En todas las empresas de Nueva Rumasa hay una característica común de descapitalización y de distorsión del negocio", señalaron las mismas fuentes, que consideraron que la administración concursal ejercerá la acción social de responsabilidad contra la familia Ruiz-Mateos.

ERE para 94 trabajadores Los administradores también han acordado con el comité de empresa de Carcesa, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a unos 94 trabajadores de una plantilla de 300 empleados. En concreto, se aplicará una extinción de contratos para 31 empleados fijos, mientras que 63 fijos-discontinuos tienen la opción de optar entre acogerse a un ERE de extinción o a un ERE temporal de seis meses de duración, según informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

Carcesa "se venderá" para que sea viable Asimismo, desde la administración concursal han indicado que la compañía está "funcionando" con una producción en las plantas aproximadamente del 60%, y han recalcado que la empresa "se venderá, porque es la única forma que tiene de ser viable".

Si bien, cabe recordar que el pasado mes de mayo la empresa pública Extremadura Avante y las cooperativas Acopaex y Tomates del Guadiana, a través de la Sociedad Gestora de Industrias Agroalimentarias, firmaron con la administración concursal de Carcesa un contrato de arrendamiento de gestión con opción a compra, con el fin de evitar la liquidación de la compañía.

Redacción.