viernes, 22 de junio de 2018

La empresa palentina Prosol certificada con la máxima calificación en seguridad alimentaria

La empresa de productos solubles Prosol renueva las certificaciones de sus sistemas de gestión de calidad (ISO 9001:2000), gestión medioambiental (ISO 14001:2004) y gestión de I+D+i (UNE 166002:2006). También obtiene las máximas calificaciones en los sistemas de seguridad alimentaria: Grado A en el caso de la norma BRC (British Retail Consortium) y nivel HIGHER en la norma IFS (International Food Standard).

Estos resultados se suman al compromiso de la firma con la calidad, seguridad y respeto al medio ambiente, valores por los que la compañía apuesta desde su fundación. Todas estas certificaciones se suman, además, a la verificación de varias referencias de sus productos bajo la norma PAS 2050:2008, lograda en el mes de marzo también conocida como Huella de Carbono, esta norma evalúa las emisiones de gases de efecto invernadero del ciclo de vida de bienes y servicios.

Prosol fue fundada en 1998 en la localidad palentina de Venta de Baños y en apenas una década, ha protagonizado la mayor inversión del sector de solubles de los últimos 30 años, superior a los 27 millones de euros. Esta apuesta por la innovación le ha permitido duplicar su capacidad productiva durante los últimos cinco años, tener presencia en prácticamente todos los canales de distribución (Alimentación, Horeca, Industriales, Torrefactores, Vending…) y penetrar con fuerza en los mercados internacionales. La compañía cuenta con una plantilla de 160 personas, facturó 45 millones de euros en 2010, ejercicio en el que la producción de su fábrica de Venta de Baños superó los 3.670 millones de tazas de productos solubles.

Redacción.