martes, 11 de diciembre de 2018

La cooperativa Solagüen se incorpora a Dcoop-Vinos Baco

La Sección de Vinos de Dcoop-Baco tiene una facturación superior a los 60 millones de euros La Sección de Vinos de Dcoop-Baco tiene una facturación superior a los 60 millones de euros

La cooperativa vitivinícola Unión de Cosecheros de Labastida (UCL), en Álava, conocida como Solagüen, se ha incorporado a la Sección de Vinos de Dcoop-Baco, con lo que el grupo pasa a tener un socio más en otra región vinícola: La Rioja.

La Bodega de Labastida es la mayor cooperativa vinícola vasca y comercializa vinos con marcas prestigiosas como Solagüen y Manuel Quintano, que ahora pasarán a formar parte del portafolio de productos que ofrece un operador del vino español del tamaño de Dcoop-Baco.

Fundada en 1965 –celebra ahora su cincuentenario-, la Unión de Cosecheros de Labastida cuenta con un centenar de viticultores que cultivan unas 400 hectáreas de viñedo que a su vez producen una media de 2,5 millones de kilos de uva. Las variedades predominantes son las tintas (tempranillo principalmente, garnacha, entre otras) aunque también cultivan blancas como la viura y malvasía, todas ubicadas dentro de La Rioja Alavesa y La Rioja Alta, dentro de la Denominación de Origen Calificada La Rioja.

La operación reseñada consolida a UCL como un gran referente de vinos de La Rioja Alavesa y fortalece su imagen de marca y su presencia en los diferentes mercados internacionales. A su vez, dicha sinergia actúa como elemento tractor en el sector cooperativo, tanto en el País Vasco como en el resto de España, lo que refuerza el desarrollo del grupo industrial, destaca éste.

No se detienen ahí los beneficios, asegura UCL. "Así, la operación fortalece y da continuidad al proyecto cooperativo, lo que convierte a Labastida en punta de lanza en el desarrollo de la sección de vinos del propio grupo en lo que tocante a la comercialización de vino embotellado".

La Sección de Vinos de Dcoop tiene su origen en el grupo cooperativo castellano-manchego Baco, que su fusionó en 2014. Cuenta con 13 cooperativas asociadas con producciones del entorno de 200 millones de kilos de uva que recogen sus 8.000 viticultores en 36.000 hectáreas, fundamentalmente en La Mancha, con una facturación superior a 60 millones de euros.