viernes, 25 de mayo de 2018

La consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León y la Cámara de Contratistas intensifican su colaboración frente a la crisis

La consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Cámara de Contratistas de Castilla y León comparten la necesidad de intensificar sus relaciones para favorecer la reactivación económica ante la difícil situación. La intención de la Consejería es incrementar los canales de colaboración para fomentar la actividad empresarial. Por este motivo, ambas partes se han comprometido a crear una comisión de seguimiento donde se analicen nuevas fórmulas de trabajo de participación público-privada, los canales de financiación y que pueda revisar los pliegos de condiciones para mejorar e incrementar la actividad económica.

En la reunión mantenida con el Consejo Directivo de la Cámara de Contratistas de Castilla y León -formado por 16 miembros-, la presidenta de la Cámara, Isabel del Blas, ha transmitido al consejero la incertidumbre que están sufriendo las empresas de la Comunidad. Además, la presidenta de la Cámara insistió en que la grave situación económica afecta a todos los niveles de la sociedad y particularmente está asfixiando financieramente a todas las empresas, en especial a las del sector de la construcción. De Blas ha informado al consejero de los problemas que afectan a los contratos de inversión pública de las distintas áreas de la Administración regional, una cuestión que el consejero se ha comprometido a trasladar así como a garantizar el diálogo y la colaboración entre la Junta de Castilla y León y las empresas de la construcción.

La consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Cámara de Contratistas coincidieron en la necesidad de explorar nuevos focos de inversión que faciliten la recuperación de la actividad tras la caída del sector inmobiliario. Ambas partes entienden que es preciso impulsar las actuaciones relacionadas con la eficiencia energética en viviendas, edificios o centros públicos  y la rehabilitación como fórmula para revalorizar el patrimonio de los ciudadanos ya que puede constituir un estímulo para el sector de la edificación.

El consejero remarcó que en estos momentos la licitación pública de la Administración regional se está centrando en la conservación de las infraestructuras ya acometidas y ha afirmado que "conservar es progresar y es imprescindible vincular la idea de infraestructura a la de prestación de un servicio, y la de conservar a la de seguridad y  de sostenibilidad". Además, Silván destacó que "la conservación se concibe actualmente como un banco de pruebas, fuente de la innovación y creadora de empleo. Creemos en la suma de esfuerzos y que con ideas, proyectos y fórmulas público-privadas seremos capaces de salir adelante y si se puede más reforzados".

Redacción.