martes, 16 de octubre de 2018

La comunicación interna, asignatura pendiente de las empresas españolas

En España el concepto de comunicación interna no tiene una plena implantación, pues en muchos casos se considera un privilegio de las grandes empresas e incluso en éstas aún no se tiene muy definido, por lo que lejos de ser conscientes de sus beneficios, reducen esta estrategia a un diálogo entre trabajadores y jefes .

Redacción   I    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I    Síguenos en @Mercados21   I    20/06/2013

Las empresas españolas desarrollan estrategias de comunicación interna, pero reducen esta actividad a sus gestiones más básicas, pues casi la mitad de los participantes (47%) en la encuesta realizada recientemente por la consultora RMG, bajo el título ¿Existe la comunicación interna en las empresas?, opina que la comunicación interna sí existe pero se limita a una interlocución básica en forma de diálogo entre el trabajador y su jefe más inmediato. Tan sólo un 19% cree que las empresas son conscientes de los beneficios que aporta esta herramienta de comunicación, mientras que el resto se centran en la obtención de resultados o desconocen cuáles son las herramientas a poner en práctica.

Las herramientas con las que se materializa la comunicación interna abarcan un amplio abanico que combina el uso de las nuevas tecnologías con los canales tradicionales. Según esta encuesta, las más votadas son las reuniones (19%), seguidas del correo electrónico (20’23%) y la Intranet (14%). En menor medida, también se realizan boletines o revistas internas/newsletter (10%) y se participa en redes sociales y foros (10%). Estas últimas opciones no evitan que se sigan utilizando canales de comunicación tradicionales como la realización de eventos o fiestas, entrevistas personales e incluso tablón de anuncios o buzón de sugerencias, aunque éstos ya relegados a los últimos puestos.

El mayor beneficio que aporta la Comunicación Interna, según los participantes en este estudio, es que ayuda a crear cultura de la empresa entre los trabajadores (19%); seguido de la disminución de aparición de rumores, construyendo un clima de confianza y motivación (18%); y de la capacidad para informar a los trabajadores de las noticias y los logros alcanzados por la empresa (13%). En este sentido, llama la atención que sólo un porcentaje mínimo considere que la comunicación interna es de gran ayuda ante una posible Gestión de Crisis (5%).

La Dirección General es quien debe ocuparse directamente de las labores relacionadas con el diseño, implantación y realización de la Comunicación Interna en la empresa, según un tercio de los entrevistados (35%). Un porcentaje ligeramente menor, pero también próximo a la tercera parte de los participantes (32%), considera que esta disciplina debe depender directamente del Departamento de Comunicación. Recursos Humanos y Marketing son otras opciones a tener en cuenta pero con menor aceptación.

La dualidad surge también en el último punto de la encuesta. A la hora de decidir si la comunicación interna de una empresa debe ser planificada o complementada por una agencia externa de comunicación, las opiniones están muy equilibradas. Para el 49%, es mejor que esta competencia la realice un Departamento interno, ya que conoce mucho mejor la historia y la cultura de la empresa. No obstante, un 44% considera que lo mejor es confiar esta labor a un consultor externo asociado a un interlocutor interno, de manera que el primero aporte imparcialidad y el segundo, cultura de empresa.