sábado, 23 de junio de 2018

La brújula de Inerco con rumbo a Asia y los mercados anglosajones y francófonos

La plana mayor de Inerco en la presentación de resultados La plana mayor de Inerco en la presentación de resultados

Inerco daba a conocer hace unas semanas su balance de 2016: 51,2 millones de euros de facturación. Buenos datos y buena perspectiva de cara a 2017. En Mercados21 hemos querido ir más allá, y ahondar en cuál ha sido el comportamiento de cada área de actividad, en cuáles han sido las razones del gran incremento de la actividad nacional, y cómo marcha el plan de expansión internacional de la compañía. Y éste es el resultado de la radiografía.

El comportamiento del mercado nacional ha marcado el volumen de actividad de Inerco en el último ejercicio. Los proyectos domésticos han tenido un crecimiento del 25% con respecto a 2015, y han supuesto el 61% de la facturación global.

Para la compañía estas cifras refrendan el posicionamiento de la empresa en áreas claves de servicios avanzados para la industria en España. El consejero delegado de Inerco, José González, aseguraba en rueda de prensa que "que ha avalado nuestra posición como referentes en los campos de la consultoría en Medio Ambiente, Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales", y la pujanza del área tecnológica de soluciones ambientales, "con proyectos de calado en materia de eficiencia energética y reducción de emisiones para los principales operadores del sector energético o en áreas como la acústica industrial".

Y esto ha sido posible, apuntan desde la consultora, porque a pesar de la incertidumbre económica global y la política sufrida en el ámbito nacional, la economía española "ha vivido un año positivo", con crecimiento en sectores clave que han posibilitado "este aumento registrado en la actividad de Inerco en España".

Para este año la corporación mantiene unas previsiones cautelosas pero con tendencia positiva y espera un nuevo repunte, aunque sea leve, en la actividad nacional. Siempre y cuando no se produzcan sorpresas o mayor inestabilidad en sectores como el de combustible (oil y gas) o materias primas, ya que tienen un especial impacto en los trabajos de la empresa.

Más globalización para la próxima década

El negocio internacional de Inerco ha supuesto el 39% del cómputo total del año. Dos son los objetivos prioritarios para Inerco. De una parte, afianzar su presencia en Latinoamérica, en especial en países como Brasil y México donde el desembarco ha sido más reciente.

Y de otra, poner el rumbo a una internacionalización aún mayor, con la vista puesta en nuevos mercados con alto potencial de crecimiento. Así que para la próxima década, como está recogido en su plan estratégico, el foco está puesto en Asia y los mercados anglosajones y francófonos.

Desde Inerco subrayan que el desarrollo sostenible trae consigo una necesidad de acceso a la energía, mejores infraestructuras, respeto por el medio ambiente y mayor preocupación por la seguridad y salud de los trabajadores. Y que la compañía ofrece servicios globales para todas estas áreas, sinegias que les hace ser optimistas de cara al futuro, y tener confianza en continuar la senda del crecimiento.

En consonancia con este comportamiento de la industria y la cartera de clientes, los principales crecimientos se han producido en las divisiones tecnológicas, sobre todo en las relacionadas con la reducción de emisiones, optimización energética y soluciones acústicas, como indicaba su consejero delegado. Los directivos de Inerco señalan que la experiencia adquirida durante más de 30 años ha posibilitado que su  know-how sea hoy día uno de sus principales activos.

Inversión en I+D+i

Esa experiencia y conocimiento, ese expertis, requiere de un alimento constante cuya savia es la innovación. El grupo realiza una inversión anual en materia de I+D+i al campo de la innovación de alrededor de dos millones de euros. Una aportación que la compañía realiza en España y que supone el 5,4% de los ingresos obtenidos en el mercado nacional.

Con el fin de responder a las demandas de los clientes y los mercados, Inerco ha reforzado su estructura corporativa con la creación de dos nuevas direcciones de negocio que engloban sus áreas principales de actividad a escala internacional: una que unifica Tecnología e Ingeniería y otra de Consultoría, centradas en los campos de la Seguridad Industrial, la Prevención de Riesgos y el Medio Ambiente. Además, esta decisión persigue una mayor optimización en la toma de decisiones y en la operativa con el fin de que la corporación actúe con mayor eficacia, más aún en un momento en el que las incertidumbres que se están generando a escala internacional con las medidas proteccionistas de grandes potencias económicas son crecientes.

La evolución que ha mantenido el grupo empresarial ha tenido su reflejo y repercusión positiva en el empleo. En 2016 ha registrado un aumento del 7% de personal, que asciende al 11% en la zona de Latinoamérica. La plantilla total la componen profesionales de 11 nacionalidades que han elevado el número de empleados a más de 450 personas, a las que se han sumado unas 100 como personal externo contratado para proyectos puntuales en los ocho países en los que Inerco está presente.