lunes, 17 de diciembre de 2018

La bodega burgalesa PradoRey lanza el primer blush rosé de la Ribera del Duero

"En boca es sabroso, fresco y equilibrado con un especial retrogusto a frutas maduras con un final largo y persistente que invita a fantasear con cada sorbo". Con estas palabras, Fernando Rodríguez de Rivera Cremades define el vino Lia de PradoRey 2012, que llega al mercado envuelto en una botella de cuidado diseño a un precio recomendado de 5 €.

Redacción   I    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   Síguenos en @Mercados21.es   I    18/3/2013

Imagen del vino Lia de PradoRey 2012. FOTO: Bodegas PradoRey

La bodega de la Ribera del Duero PradoRey, se ha sumado a la tendencia de los blush wines californianos, que son vinos sonrosados, estivales y aromáticos dado su éxito en EE.UU, al lanzar Lia de PradoRey 2012, el primer blush rosé de la comarca.

El actual director de la bodega y heredero de la pasión por el vino y la tierra de su abuelo, Fernando Rodríguez de Rivera Cremades, ha sido el artífice al introducir esta tendencia en su bodega, con el propósito de conmover al mercado con este "vino de gran calidad" resultado de una "cuidada elaboración a partir de mosto flor de uva tempranillo, seguida de una maceración muy corta gracias a la que se consigue ese sofisticado color pétalo de rosa", aseguran.

Y tras este proceso, se obtiene como resultado un vino con la estructura y equilibrio propio de los rosados de la bodega, pero "más fresco, dinámico y sofisticado", en la línea de los blush wines californianos. Sin duda, se trata de un vino "único" en el mercado español con el que Rodríguez de Rivera quiere conquistar al público más cosmopolita y al que ha llamado Lia de PradoRey haciendo referencia a la madre del vino.

“Lia está pensado para un público urbano, independiente, inconformista, que sabe lo que quiere, persigue sus sueños y busca el placer por el placer. El nuevo vino de PradoRey se presenta en un color rosa claro, limpio y brillante de gran intensidad aromática en la que predominan las frutas rojas como la fresa o la cereza y las esencias de flores de rosa, jazmín y edelweiss con un fondo fresco y agradable", asevera.

Finalmente, cabe destacar que las Bodegas PradoRey, ubicada en el Real Sitio de Ventosilla, es la mayor explotación vitícola de la Ribera del Duero con 520 hectáreas de viñedo divididas en siete términos (Hoyo Dornajo, La Mina, Prado del Rey, El Pino, Los Robles, Valdelayegua y Salgüero). Desde sus comienzos, su fundador Javier Cremades, conocido como el “loco del vino”, apostó por proyectos innovadores como el lanzamiento de Roble, convertido en su buque insignia, o del primer rosado fermentado en barrica y elaborado con Tempranillo y Merlot al 50% aceptado por la D.O de la Ribera del Duero. Ahora en manos de su tercera generación, y dirigida por su nieto Fernando, PradoRey continúa innovando y elaborando vinos que reflejen todo el potencial de sus terruños.