miércoles, 25 de abril de 2018

Joxean Egaña: “Estructurar de forma estable las relaciones con las empresas es un reto estratégico para el sistema de Formación Profesional”

Joxean Egaña, director del IMH Instituto de Máquina Herramienta de Elgoibar

PERFIL

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad del País Vasco, Egaña, que es profesor de FOL y dirige el IMH desde junio de 2000, ha participado en varios estudios de diagnóstico competenciales en el sector industrial en general y en el de Máquina Herramienta en particular. Además, ha coordinado experiencias de innovación educativa y proyectos de Asistencia Técnica en Formación Profesional en México, Colombia, Malasia y China y ha tomado parte en la gestación y promoción del proyecto Instituto de Máquina Herramienta como administrador y responsable de la formación continua.

¿A qué atribuye que el centro que dirige sea un referente cuando se habla de FP en España?

La primera clave para valorar nuestros resultados está en nuestra génesis: el IMH es fruto de la promoción de las empresas fabricantes de máquina herramienta y del empeño de un equipo de profesores que 25 años atrás planteó la necesidad de un proyecto compartido que diera respuesta a las necesidades de nuestras empresas. Los factores que más nos han ayudado han sido la relación múltiple con las empresas, la utilización de maquinaria y de medios técnicos actualizados, la innovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje y la incorporación de metodologías adecuadas y nuevos programas, la integración  de la FI con la Formación para el Empleo y la transferencia de innovaciones a la pyme y, por último, la utilización de herramientas de gestión propias de empresa y la gestión en función de procesos y equipos autónomos.

¿Cuáles son los principales servicios que ofrecen a las empresas desde el IMH y qué es lo más demandado por ellas parte a la hora de acudir al centro en busca de alumnos en prácticas?

Nuestro producto principal es la Formación Profesional en todos los formatos. En este sentido, destacamos, junto a la Formación Inicial, nuestra oferta de Formación para el Empleo, en la que ofrecemos certificados de profesionalidad, nuestro catálogo de oferta abierta, los cursos bajo demanda de las empresas y los cursos para desempleados. En Formación para el Empleo de carácter industrial impartimos más de 10.000 horas por grupo al año, con unos 2.000 participantes aproximadamente. Además, estamos ofreciendo servicios técnicos orientados a la optimización de procesos productivos a las pymes que nos permiten hacernos con nuevo conocimiento y revertirlo como formación mas avanzada. Creo que en este apartado hay un reto estratégico para el sistema de Formación Profesional: estructurar de forma estable las relaciones con las empresas que mantienen muchos profesores por sus buenos conocimientos técnicos. En lo referente a las competencias que las empresas demandan, desde hace media docena de años además de las idoneidades técnicas, inciden en la actitud, en la autonomía, en la responsabilidad y en general en el compromiso con las tareas que se encomiendan a los contratados noveles.

¿En qué cifras se mueve la inserción laboral de sus estudiantes una vez terminado su periodo de prácticas?

Las dos últimas promociones están al 80% de inserción y las anteriores cerca del pleno empleo, aunque sujetas a las vicisitudes de las empresas que los contrataron. En este momento, tenemos 35 personas interesadas en nuestra Bolsa de Empleo.

¿Cómo percibe el hecho de que personas procedentes de fuera de España opten por el IMH para formarse y conocer su sistema de trabajo?

Nuestra participación en proyectos de cooperación internacional nos ha llevado a la formación de numerosos profesores asiáticos y latinoamericanos. Además, la participación en programas de pasantías nos ha permitido recibir directivos de la Formación Profesional de varios países latinoamericanos. Una clave de esta actividad es el carácter exportador e internacionalizado del sector de fabricantes de máquinas herramienta con el que vamos de la mano. En este sentido, somos objeto de numerosas visitas, algunas de las cuales derivan en futuras colaboraciones. En estos momentos estamos tramitando la impartición del ciclo de Programación de la Producción en Fabricación Mecánica en el Centro Hispano Chino de Máquina Herramienta de Tiangin, del que somos promotores.

¿Es habitual por parte de su alumnado realizar sus prácticas en el extranjero? ¿Apuesta por este modelo?

La mayor parte de los estudiantes de Formación Inicial realizan su FCT en empresas próximas. Solo un 15% lo hace en empresas de países comunitarios. En un sector en el que son requisitos básicos el conocimiento del inglés y la disposición a viajar por todo el mundo y eso ayuda en el currículo y la inserción. La FCT en el extranjero, además de mejoras en la autonomía, capacidad de responder a las contingencias y madurez, ayuda a disponer de una concepción más amplia de la cultura. Sí ofrecemos un programa de Ingeniería en Alternancia, que obliga a todos sus alumnos a una estancia de tres meses en un país extranjero y que consigue cambios sorprendentes.

¿Considera la FP un concepto global, más allá de las particularidades propias de cada disciplina?

Los desarrollos curriculares de los ciclos formativos, además de objetivos relacionados con el análisis y las aplicaciones técnicas, consideran objetivos tales como el desarrollo de la creatividad y del espíritu de innovación, la toma de decisiones y la respuesta a las contingencias, la aplicación de estrategias de comunicación... Creo que los ciclos formativos comportan un planteamiento integral y que son los cursos de especialización, pendientes de desarrollo, los que deben incidir en formaciones muy especializadas asociadas a empleos emergentes. En nuestro caso pudieran ser los grandes mecanizados o el mecanizado para el sector aeronáutico.

¿Cómo valora la relación con las empresas: qué principales problemáticas les hacen llegar, qué conclusiones les aportan al finalizar el periodo de prácticas de sus alumnos…?

Las relaciones son variadas ya que podemos responderles a formaciones específicas que nos solicitan, formar a su personal en cursos de catálogo, responder a sus necesidades de contratación desde nuestra bolsa de empleo, proponerles alumnos para la FCT o responderles a un problema técnico referido a un proceso productivo. Nuestra relación es de cliente proveedor y no se sustenta en los favores. Por lo que se refiere a los tutores y responsables de las empresas, nos proporcionan buena información para revisar nuestras programaciones.

¿Cuáles son los proyectos más importantes en los que se encuentra ahora mismo involucrado el IMH y qué iniciativas punteras lidera?

En la línea de la innovación en el proceso de enseñanza aprendizaje, subrayaría, en primer lugar, la experimentación y aplicación del aprendizaje basado en proyectos, pues coordinamos un proyecto de implantación de nuevas metodologías. Además, la implantación del multilingüismo en un ciclo y la experimentación y aplicación de la Alternancia Estudio y Trabajo. Tenemos 15 años de experiencia impartiendo Ingeniería en Alternancia y fuimos promotores del programa Ikasi eta Lan (Aprender y trabajar) en FP. Este curso, lideramos el proyecto FP en Alternancia del programa de innovación del Ministerio de Educación. Por otro lado, hemos desarrollado tres ciclos formativos para ser impartidos de manera semipresencial blearning, estamos experimentando la impartición de cursos de especialización en grandes mecanizados y mecanizados para el sector aeronáutico y la utilización de sondas de medida en la producción multiproceso.

En el ámbito de la transferencia de tecnología educativa, destacaría la próxima impartición conjunta hispano-china del ciclo de programación de la producción en China y, en el de servicios a las empresas, la realización de diagnósticos de necesidades de formación sectoriales y particulares de empresa, ya que aquí coordinamos el proyecto Dinef del Ministerio. Por último, como agentes de difusión de innovaciones tecnológicas a las pymes no puedo dejar de mencionar la función que cumple el IMH en la resolución de problemas técnicos y de propuestas de optimización de procesos –son varios los proyectos en este sentido, entre ellos el de Competencias Industriales del Ministerio que coordinamos– ni tampoco los proyectos de innovación tecnológica en alto rendimiento, Multi-procesos, Metrología o Microfacturing.

El suyo es un centro claramente enfocado a la especialización, sobre todo en los campos de la máquina herramienta y la fabricación mecánica. ¿Piensa que es la línea a seguir en el futuro?

Un representante de las empresas en nuestro consejo nos comentó alguna vez que hay que ser alguien en algo. En este sentido, creo que tratamos de responder a las necesidades que nos plantean las empresas fabricantes y usuarias de máquinas herramienta y a las que nosotros identificamos en los diagnósticos que les realizamos. Además, la mayor flexibilidad de las formaciones que impartimos, ‘a la carta’ y, en general, a las personas trabajadoras, nos dan buenas referencias para la revisión y el ajuste continuos de las  programaciones.

Redacción Castilla y León.