sábado, 22 de septiembre de 2018

José Luis Manzanares y Tomás Aránguez apuestan por el esfuerzo, la excelencia y el liderazgo para salir de la crisis


F. L. P.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   20.06.2012


El Campus Sevilla-Palmas Altas de LOYOLA Leadership School ha acogido este martes la primera edición del desayuno de trabajo 'Liderazgo para el Crecimiento', organizado por la escuela jesuita de postgrado con la colaboración de la Fundación Valentín de Madariaga y Grupo Abastare; en el que el presidente de Ayesa, José Luis Manzanares, y el consejero de Sovena España, Tomás Aranguez, han analizado las claves del liderazgo empresarial ante más de un centenar de empresarios.

Imagen del público asistente a las ponencias del presidente de Ayesa y del consejero de Sovena España. FOTO: Loyola Leadership School.

En primer lugar, Manzanares ha mostrado su visión de un líder, definiéndolo como una persona formada y comprometida con la empresa "para elegir el buen camino”; inteligente e imaginativo "para acertar con la solución e innovar continuamente"; y “que cultive el rigor y la excelencia, que sea generoso, solidario, ambicioso y que se rija siempre por la ética”.

Asimismo, ha afirmado que el líder debe ser un "creador de equipos ganadores", que promueva en su equipo la "curiosidad intelectual y el aprendizaje permanente", y que sepa motivar y retener a los buenos, así como detectar nuevos líderes para asegurar el futuro de la organización, según informa la escuela en nota de prensa.

"Los deberes de un líder comprometido son competir cada día, tener espíritu de superación, dar trascendencia al trabajo –como medio para desarrollarse como persona y para contribuir al progreso de la sociedad-, ser austero en la gestión, superar los riesgos, sentir la empresa como propia y asegurar su futuro", ha apostillado Manzanares.

Por su parte, el consejero de Sovena España ha subrayado el papel del líder en la toma de decisiones “algo que supone dialogar, corregir, enseñar y, en definitiva, elegir”. Y en esta elección, según ha dicho, el líder debe transmitir seguridad, credibilidad y confianza y asumir su responsabilidad, ya que “mientras que la autoridad es delegable, la responsabilidad nunca lo es”.

Por eso, Aranguez ha insistido en lo fundamental de arriesgarse y actuar porque “nunca tendremos tiempo suficiente para saber si tomamos o no la decisión adecuada”, puntualizando que “los éxitos están construidos de fracasos"."El que no hace nada no se equivoca, pero tampoco acierta jamás; no hacer nada por temor al fracaso es el mayor error que podemos cometer”, ha concluido.

Además de los dos ponentes, en el acto también han participado el director ejecutivo de LOYOLA Leadership School, Francisco José Pérez Fresquet; el director general de la Fundación Valentín de Madariaga, Luis García de Tejada; y la socia fundadora de Grupo Abastare, Carmen Prado.

Finalmente, cabe destacar sobre los conferenciantes que, José Luis Manzanares, natural de Sevilla, es el fundador y presidente de Ayesa, grupo empresarial que presta servicios de ingeniería y consultoría tecnológica; mientras que Tomás Aránguez, nacido en Ciudad Real, ha sido presidente de COVAP y presidente ejecutivo de Grupo Caballero, hasta ostentar actualmente la presidencia del Grupo Bodegas Campos y ser consejero de Sovena España.