sábado, 30 de mayo de 2020

Izertis incrementa un 26% su cifra de negocio en el último ejercicio

Pablo Martín, fundador y presidente de Izertis Pablo Martín, fundador y presidente de Izertis

Izertis ha hecho públicos sus resultados auditados del ejercicio 2019, los primeros desde su incorporación al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), que muestran "un significativo crecimiento" de facturación y EBITDA. El volumen de negocio ha superado los 46 millones de euros, lo que supone un incremento del 26% sobre el anterior período. El EBITDA ha superado los 4,6 millones, lo que supone un crecimiento del 38,51% respecto al ejercicio anterior.

La empresa señala que "ambos datos están en línea con los reflejados en el Hecho Relevante publicado el 31 de enero de 2020 y con el DIIM, dándose por prácticamente cumplidos los objetivos fijados para el 2019". Tanto facturación como EBITDA han confirmado la tendencia positiva de los últimos ejercicios.

Por su parte, la deuda financiera neta se sitúa en 14,3 millones de euros, equivalente a 3,11 veces el EBITDA ajustado, "muy por debajo de los 18,7 millones de euros en los que se situaba en junio de 2019", momento en el que se realizó el análisis previo a la incorporación al MAB, explica la firma en un comunicado. Esto significa un recorte de la deuda de más del 20% en el último ejercicio, y se suma a la reducción de 43,15% conseguida en 2018 respecto a 2017.

Además, el grupo experimenta un notable aumento de los flujos de efectivo derivados de las actividades de explotación, los cuales ascienden a 4,56 millones de euros en el ejercicio 2019 frente a los 0,63 millones generados en el 2018. Izertis apunta que este crecimiento es el resultado de una estrategia que combina crecimiento orgánico e inorgánico, lo que ha permitido a la compañía construir una estructura empresarial "más sólida y mejor preparada para abordar con garantías los nuevos retos".

Adquisiciones y futuro tras el COVID

Durante el último ejercicio el grupo ha incorporado varias sociedades para reforzar su estructura, incrementar su presencia en mercados internacionales y aumentar y diversificar su cartera de clientes.
En el mercado nacional, ha adquirido a Covirtia, con una cartera de grandes cuentas en el sector de las telecomunicaciones y bancario; DiligentSolutions, que permitió potenciar la línea de negocio de Business Solutions; y Zinktic, que aportó una cartera relevante de clientes en el sector de banca y seguros.

En Portugal, ha incorporado IG Portugal, "una operación que ha convertido a Izertis en el principal partner de Infor en Iberia", añade el comunicado, y que consolida la presencia del grupo en este mercado al adquirir una cartera de grandes cuentas en diversos sectores. También se ha hecho SADCI para reforzar la línea de negocio de Business Solutions además de aportar una importante cartera de clientes en el sector bancario portugués.

Finalmente, en México ha tomado Netmark, especializada en Cloud y con grandes clientes de Microsoft. Su adquisición, además, ha permitido avanzar en la transformación digital y Cloud en México.

En relación con el ejercicio 2020, la compañía prevé que el total de su cifra de negocios aumente entre un 15% y 20% respecto a 2019, y se mantenga un margen de EBITDA del 10% sobre la misma.
Unas previsiones realizadas con anterioridad a la pandemia generada por el brote del coronavirus COVID-19, "cuya influencia en la economía podrán influir en los resultados del grupo en 2020". "Sin embargo, en estos momentos la evolución incierta de la crisis no permite cuantificar el impacto real sobre las cifras para este ejercicio", remarca.

Izertis confía en que el impacto del COVID-19 no sea elevado y mantiene sus previsiones para 2020, habida cuenta de que el sector TIC en el que opera será uno de los menos afectados, tanto por la demanda de soluciones informáticas por parte de los clientes para adaptarse a la nueva coyuntura generada por la crisis, como por la capacidad de ofrecer servicios con sus trabajadores operando en modalidad de teletrabajo.

En estos momentos, Izertis continúa operando con normalidad, con el 99,50 % de su plantilla trabajando a distancia y considera que, según lo expuesto, la situación actual no debería de tener un impacto excesivamente negativo en la evolución de 2020, de continuar en los parámetros actuales y considerando que se trate de una situación coyuntural y por tanto temporal.