jueves, 16 de agosto de 2018

Inmobiliario, Administración Pública y Hostelería, los sectores con las empresas que más demoran sus pagos

El 61,59% de las empresas españolas no respetaban las condiciones de pago pactadas con sus proveedores a 31 de diciembre de 2011, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas realizado por INFORMA D&B. De este modo, el porcentaje de empresas que paga puntualmente retrocede al 38,41% frente al 42,87% del año anterior, disminuyendo 4,46 puntos. INFORMA D&B ha realizado su estudio sobre los hábitos de pago de más de 365.000 empresas. De dicho análisis se desprende que de la suma de los importes de las facturas computadas, tan solo el 25,08% del total, es decir, una cuarta parte, se paga dentro de los plazos acordados.

Con unas condiciones promedio acordadas de 80,22 días, en el cuarto trimestre de 2011, la media de las empresas para hacer efectivas las facturas ha sido de 102,47 días. Así pues, el plazo medio de retraso de pago sobre las condiciones pactadas se sitúa en 22,25 días, empeorando respecto a los 20,99 del trimestre anterior, si bien el plazo medio acordado para estos pagos también ha descendido en 2,9 días en el último trimestre. “En este sentido parece que empiezan a sentirse los efectos de la aplicación de la Ley de Morosidad, reduciéndose los plazos pactados, pero al mismo tiempo las restricciones de liquidez que afronta el tejido empresarial se dejan sentir en el alargamiento de los plazos de pago efectivo” comenta Juan Sainz, Consejero Delegado de Informa D&B.

Si diferenciamos entre empresas privadas y administración, las primeras han reducido los plazos de pago acordados en el último trimestre del año hasta 80,41 días, mientras que en las públicas han bajado hasta 71,9 (por los 83,26 y 75,08 del trimestre anterior). Sin embargo, el retraso medio a la hora de hacer efectivas sus deudas se ha incrementado, en 1,27 días para las empresas privadas y en 0,84 para la administración.

Actividades inmobiliarias, Administración y Hostelería encabezan los retrasos

Estos tres sectores presentan en este cuarto trimestre retrasos superiores a 30 días muy por encima del resto: 42,66 en Actividades Inmobiliarias, 38,99 para la Administración Pública y 31,88 en Hostelería, que sufre el empeoramiento más notable respecto al último trimestre de 2010, 3,44 días más. El siguiente sería Otros Servicios, con una media de 24,31 días. Por debajo de 20 días encontramos cuatro sectores: Industria Manufacturera, 19,36, Comercio, 18,93, Educación, 18,89, e Intermediación financiera, 17,99. Estos dos últimos son los que más mejoran respecto al año anterior, 3,32 y 1,94 días, respectivamente.

País Vasco, Navarra y Aragón, las comunidades con menores retrasos

El comportamiento de pagos de las empresas venía reflejando a lo largo de todo el año una marcada división entre las autonomías del norte (que se situaban por debajo de la media de días de retraso) y sur de España (por encima). En este último trimestre Asturias y Galicia superan la media nacional rompiendo esta tendencia, con una media de 22,80 y 22,79 días respectivamente. La comunidad con mayor retraso de media son las Islas Canarias, 35,43 días, que sin embargo mejora 7,71 días respecto al año anterior. Le siguen Andalucía, 30,67, y Extremadura, 28,71. Por el contrario, las más cumplidoras son el País Vasco, con un retraso medio de 13,82 días, Navarra, 16,58, y Aragón, 16,99. Madrid supera ligeramente la media nacional, con 22,49 días, mientras que Cataluña se sitúa por debajo, con 19,32. Las comunidades donde más se incrementa esta media de pagos respecto al año anterior son Galicia, 4,65 días más, y Navarra, 4,06.

Las micro, pequeño y medianas empresas se retrasan más que en 2010

El 44,98% de las microempresas y el 35,59% de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados en el último trimestre del año frente al 20,91% de las medianas y el 8,25% de las grandes empresas. Sin embargo, una vez superados los 60 días de retraso, las empresas pequeñas tienen más dificultades, un 12,37% de micros y un 10,22% de pequeñas empresas se encuentran en esta situación por el 8,65% y el 5,60% de medianas y grandes empresas respectivamente. La media de retraso en los plazos acordados es más elevada cuanto más pequeñas son las empresas. Así, las que más dilatan sus pagos son las microempresas, 23,4 días, casi un día más que los 22,5 del pasado año. Las pequeñas empresas son las que más empeoran su media, que se sitúa en 21,2, respecto a los 19,1 del último trimestre del 2010. Igualmente crece la media para las medianas empresas, de 20,0 a 20,6, pero disminuye para las grandes, de 20,0 a 19,5, que son las que tienen un menor retraso medio.

Redacción.