viernes, 23 de febrero de 2018

Iberdrola supera los 365 MW eólicos en México con un nuevo parque

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en la inauguración del nuevo parque Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en la inauguración del nuevo parque

La compañía española sigue con su apuesta de liderazgo mundial en el sector eólico. Ha alcanzado los 366 MW eólicos instalados en México con la inauguración de un nuevo parque, que supuesto una inversión de alrededor de 123 millones de euros.

El parque Pier II está ubicado en el municipio de Esperanza, en el estado de Puebla, al sur del país, una de las zonas con más viento de México. La instalación cuenta con 33 aerogeneradores de Gamesa, del modelo G97, de 2 MW de potencia unitaria y una altura de buje de 78 metros. Pier II dispone de una potencia instalada de 66 megavatios (MW) y se ha convertido en el quinto parque eólico de Iberdrola en México, tras la puesta en marcha de La Ventosa (102 MW), La Venta III (102 MW), Bii Nee Stipa (26 MW) y Dos Arbolitos (70 MW).

Esta nueva infraestructura ya suministra energía renovable a 25.000 hogares mexicanos, evitando además la emisión a la atmósfera de unas 55.000 toneladas anuales de CO2, según informa la compañía. Todos los aerogeneradores del parque están conectados a una subestación de 70 megavoltioamperios (MVA) de potencia que la empresa ha construido en el enclave eólico.

Esa energía se traslada a la red nacional mexicana a través de una línea de 115 kilovoltios (kV) y 3,6 kilómetros de longitud realizada en el marco del proyecto. Para la corporación española, "el proyecto ha supuesto un impulso económico relevante para el estado de Puebla, ya que se ha contratado a una media de 350 empleados locales para acometer las obras de construcción de la instalación, además de contar con la colaboración de un gran número de empresas mexicanas".

Pier II es el primer parque eólico que Iberdrola ha diseñado a través de un sistema de supercomputación que ha permitido ubicar los aerogeneradores en los lugares con mayor potencial de producción energética. Este sistema será aplicado a partir de ahora por la compañía en todas las instalaciones eólicas que presenten una orografía complicada. Iberdrola ha llevado a cabo el proyecto Pier II junto a un socio local, el grupo Mabe.

La multinacional dispone en estos momentos de 12 centrales en operación en México, incluyendo ciclos combinados de gas, cogeneraciones y parques eólicos, tras haber invertido unos 3.800 millones de euros. La producción de estas plantas es capaz de dar servicio a una población de alrededor de 20 millones de mexicanos.

La empresa prevé invertir hasta 4.700 millones de euros durante un sexenio. De esa cifra, unos 1.900 millones corresponden a seis centrales que están ya en construcción: tres nuevas plantas de ciclo combinado (Baja California III, Dulces Nombres V y Escobedo) y tres cogeneraciones (Ramos Arizpe, San Juan del Río y Altamira), que suman una potencia total de 1.600 MW.

Desde que desembarcó en México, hace ahora 18 años, Iberdrola ha ido incrementando sus inversiones y sus actividades hasta consolidarse como el mayor productor de electricidad privado del país.