sábado, 23 de junio de 2018

Iberdrola cerró 2011 con un impacto económico de 880 millones de euros en Castilla y León

José Antolín Toledano, presidente del Grupo Antolín; Juan Manuel González Serna, presidente del Grupo Siro; José Luis San Pedro, director general Negocios del Grupo Iberdrola; Rafael Pérez González, presidente del Grupo Helios; Fernando Martínez Riaza, director del área de energías renovables de Iberdrola en Castilla y León; Fernando Becker, director de Recursos Corporativos de Iberdrola; Pedro Díaz Mesonero, presidente del Grupo Ferpal; José María Leal, presidente de Caja de Burgos; Evaristo del Canto, presidente de Caja España; Julio Fermoso García, vocal del Consejo de Administración de Caja España, y Joaquín Boneta, delegado de la Empresa en Castilla y León.

Iberdrola cerró el año 2011 con un impacto económico de 880 millones de euros en Castilla y León, según anunció su director de Recursos Corporativos, Fernando Becker, durante la reunión del Consejo Consultivo de la región, que se ha celebrado en la central hidráulica de Aldeadávila, en la provincia salmantina. El 60% de esta cantidad, 525 millones de euros, corresponde a las compras y contrataciones de servicios realizadas en la comunidad a lo largo de 2011. La empresa ha destinado cerca del 70% de esta cuantía, 367 millones de euros, a suministradores de obras y servicios y otros 158 millones de euros a la adquisición de materiales.

Becker también expuso que las inversiones realizadas en Castilla y León han ascendido a 155 millones de euros. Éstas han ido a parar, a partes iguales, al área de las energías renovables y al negocio de redes, donde se han alcanzado los 60 millones de euros en cada una, y el resto a los negocios de generación tradicional, I+D+i e inmobiliario, con 17, 15 y 3 millones, respectivamente. Por otro lado, el director de Recursos Corporativos del Grupo destacó que el impacto fiscal de la actividad económica en la región ha superado el año pasado los 125 millones de euros.

Asimismo, en el transcurso de la reunión se repasó la evolución de Iberdrola durante 2011 en Castilla y León, donde su producción eléctrica ha rondado los 14.500 gigavatios hora (GWh), con un aumento destacado de la generación de origen renovable y de la cogeneración. La empresa ha registrado también la mejor calidad del suministro eléctrico de la historia en Castilla y León en el pasado ejercicio, a lo largo del cual ha logrado reducir la duración de las incidencias en casi un 35% respecto al año precedente.

En cuanto al área de las energías renovables, Fernando Becker quiso destacar la instalación de cinco parques eólicos en las provincias de Burgos, Soria, Valladolid y Zamora, que suman una potencia conjunta de unos 116 megavatios (MW), con los que ya se han superado los 1.360 MW eólicos instalados en Castilla y León y que han evitado la emisión a la atmósfera en unas 2,4 millones de toneladas de CO2. En 2012 está previsto que la firma lleve a cabo la ampliación de potencia de los dos nuevos parques eólicos vallisoletanos -Peñaflor III y IV-. Con estas instalaciones, cuya entrada en servicio supondrá una inversión de 50 millones de euros, se incrementará en unos 45 MW la potencia eólica en la región, que rondará los 1.410 MW al cierre del año.

Redacción.