viernes, 24 de noviembre de 2017

Housers, primera plataforma crowdfunding inmobiliario autorizada por la CNMV

Los fundadores de la plataforma Housers Los fundadores de la plataforma Housers

Housers ha recibido el visto bueno de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) como Plataforma de Financiación Participativa (PFP), según la ley 5/2015 de fomento de financiación empresarial, tanto en la modalidad de equity como en la modalidad de préstamos.

De este modo, se convierte en la primera plataforma de "crowdfunding inmobiliario" en lograr esta autorización. Un reconocimiento que coincide con su segundo aniversario.

Housers, la primera comunidad de inversión participativa en el sector inmobiliario, se constituyó el 27 de abril de 2015. Creada por dos emprendedores, el madrileño, Álvaro Luna y el valenciano Tono Brusola, en este tiempo ha logrado casi 23 millones de euros de financiación colectiva para 92 inmuebles: 73 en Madrid, 9 en Barcelona, 7 en Valencia, 1 en Marbella y 2 en Palma de Mallorca. La revalorización media de los inmuebles se sitúa en un 12,12 %.

En la actualidad, Housers reúne a una comunidad de pequeños inversores de casi 43.000 usuarios. El 65% de los inversores que deciden invertir, repiten y diversifican su inversión en varios proyectos inmobiliarios de la plataforma online. La rentabilidad neta media está alcanzado el 3,63%, sólo por el alquiler.

Más inversores y ampliación de capital

En el mes de febrero de este año cerró la mayor operación de crowdfunding inmobiliario logrado hasta el momento en España. 1.278 inversores individuales financiaron de forma compartida, en tan solo 57 días, la construcción de un edificio de obra nueva en Madrid. Una operación de 1,8 millones de euros, de los que 1,2 millones fueron aportados por los inversores.

También en febrero, captó 2,25 millones de euros en su tercera ampliación de capital. El objetivo de esta operación se dirigió a consolidar su negocio a través de la expansión geográfica y el desarrollo de nuevos productos vinculados a bienes inmobiliarios, diversificando así su oferta a inversores particulares. A medio plazo prevé superar los 160.000 usuarios y llegar a los 90 millones de euros de financiación colectiva para la adquisición de 300 inmuebles en España, para su posterior alquiler y venta.

En estos dos años, Housers ha aumentado su plantilla, ha pasado de una idea creada por dos emprendedores a formar un equipo actual de 42 personas, con nueve departamentos, entre los que destaca el área financiera o el departamento inmobiliario compuesto este último por arquitectos, analistas de riesgos, fiscalistas o expertos en derecho inmobiliario. Desde su creación, se dirige principalmente a la inversión inmobiliaria participativa. Permite a todo el mundo participar desde 50 euros de forma fácil y ágil en la compra de inmuebles, para recibir rentabilidades a través de su posterior alquiler y venta.