jueves, 20 de septiembre de 2018

Grupo Siro se adhiere al programa 'La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala'

Se compromete a instaurar los 10 principios de buenas prácticas en la cadena de valor como parte de su estrategia empresarial para impulsar el ahorro de las familias y la disminución del impacto ambiental.

Redacción   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    I   9/11/2012

Grupo Siro se ha sumado al proyecto de desarrollo sostenible 'La alimentación no tiene desperdicio, aprovéchala', que tiene como objetivo reducir las toneladas de alimentos desechados a lo largo de toda la cadena alimentaria así como optimizar al máximo el aprovechamiento del excedente.

Imagen de recurso. Fuente: Web Fundación Red.

Esta iniciativa, "pionera en Europa" está coordinada por la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC) y apoyada a nivel asociativo por ASEDAS, ACES, ANGED, Cooperativas Agrarias, FEHR, FERHCAREM y el Foro Alimentario; y a título individual por más de 100 compañías de estos sectores. También cuenta con la colaboración de la Federación Española de Bancos de Alimentos, FESBAL.

Con la adhesión a este proyecto, Grupo Siro se ha comprometido a fomentar y extender el cumplimiento de los 10 principios de buenas prácticas a todos los grupos de interés con los que se relaciona, así como a establecer mecanismos de medición que garanticen el buen funcionamiento de la iniciativa y a detectar oportunidades de mejora en la cadena de valor.

El presidente de Grupo Siro, Juan Manuel González Serna, ha afirmado que “la adhesión al proyecto persigue poner en práctica acciones que beneficien al ahorro de las familias así como la disminución del impacto ambiental, lo que convierte a la empresa en una organización comprometida con el desarrollo sostenible”.

Concretamente, los 10 principios de buenas prácticas consisten en reforzar la colaboración y la mejora del intercambio de información entre productores, fabricantes, distribución y administraciones públicas; optimizar, dentro de la compañía, mecanismos y prácticas de eficiencia; apostar por un clima de colaboración entre los diferentes agentes de la cadena de valor que facilite una gestión eficiente y global; investigar e innovar en técnicas, tamaños y modelos de envasado y packaging; y trabajar en la mejora de la comunicación con el consumidor.

Asimismo, Grupo Siro deberá establecer y/o registrar mecanismos de medición del producto consumible destruido en toda la cadena; impulsar prácticas que permitan a las empresas maximizar el aprovechamiento del excedente generado a lo largo de la cadena; establecer los mecanismos oportunos para poder redistribuir el excedente; compartir información con las comisiones de seguimiento del proyecto para testar los avances experimentados en el proyecto; y por último, trabajar y colaborar de forma honesta, transparente y eficaz.

Este programa ha sido puesto en marcha ante los alarmantes datos difundidos por la Comisión Europea, que afirman que en Europa se tiran 89 millones de toneladas de alimentos al año, lo que se traduce en un gasto anual de 250 euros per cápita; mientras que en España la cifra asciende a casi tres millones de toneladas de alimentos desechados.

Finalmente, cabe destacar que Siro es grupo empresarial del sector de la alimentación, con capital 100% español, que cuenta con 24 centros, en los cuales trabajan más de 3.800 personas, y que opera "buscando la excelencia" desde la óptica del compromiso social sostenible.