sábado, 23 de junio de 2018

Gourmet del celíaco, a un paso de convertirse en realidad

Para dar respuesta a sus propias necesidades, una joven pacense decide promover una iniciativa empresarial, una idea de negocio, un proyecto de futuro con el que “normalizar la vida del celíaco” y hacer más llevadera su vida diaria a la hora de hacer la compra, elegir un restaurante para comer o tomar un dulce con un café. Su nombre es Cuca Albarrán, tiene 29 años y es celíaca. 

Fabiola Lobo   I    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I    Sigue al autor en @fabiolalobop   I    01/04/2013

La palabra celíaco, del griego koelios, significa vientre y se utiliza para describir a aquellas personas que sufren una enfermedad crónica consistente en una intolerancia permanente (no alérgica) al gluten, que es la proteína que se encuentra en la harina de los cereales (trigo, cebada, centeno, etc.). Dicho así, no parece una enfermedad compleja de sobrellevar pero, ciertamente las tareas cotidianas más habituales de un ser humano como hacer la compra, preparar la cena o elegir qué comer en un restaurante puede convertirse en toda una odisea para un celíaco. Si a esto además le unimos el elevado coste de los productos y la escasa variedad de los mismos en los hipermercados la ecuación se complica.

Semillas de trigo y cebada, y una hogaza de pan.

Ante ello, y con el propósito de “normalizar” la vida de este colectivo, la joven pacense Cuca Albarrán ha decidido poner en marcha un proyecto empresarial que sólo llevará por ingredientes la ilusión, el esfuerzo y las ganas, con el que pretende abrirse paso en un mercado laboral cada vez más saturado, sobretodo de gluten. Justamente el “culpable” de la historia.

En este contexto, se presenta Gourmet del celíaco, una idea de negocio que contempla la creación de una fábrica  de comida casera sin gluten, para su distribución en establecimientos de restauración, centros hospitalarios, hoteles, colegios, herbolarios, panaderías y pastelerías, entre otros. En palabras de su promotora, “Gourmet del Celíaco nace cuando quedo en paro y dejé de comprar productos, sobre todo dulces, para hacerlos en casa. En este momento,  me di cuenta de que eran mucho más baratos e infinitamente más ricos, ya que únicamente no llevan gluten; a diferencia de los disponibles en el mercado, que al ser industriales no llevan gluten ni tampoco azúcar, lactosa y huevo”.

Según datos del ‘Informe de precios sobre productos sin gluten 2013’, elaborado por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), la cesta de la compra para enfermos celíacos aumenta en 33,67 € en una compra semanal, 134,68 € si la compra es mensual y hasta 1.616,13 € en la anual. Una diferencia en precios que, aunque pueda resultar comprensible por el elevado precio de las materias primas de estos productos, limita la variedad de comidas y la posibilidad de los enfermos para acceder a ella.

“Es obvio que nuestros alimentos tienen que ser más caros porque las materias primas lo son, pero también creo que hasta ahora se han aprovechado un poco de que es comida para enfermos y que, al tener tan poca variedad, la tendríamos que comprar sí o sí”, indica Albarrán. Por ello, y dado que son diagnosticados como enfermos crónicos pide que sus productos alimentarios, además de presentar la misma calidad que los restantes, puedan ser subvencionados por recetas o, incluso, en la declaración de la renta. “Todos los enfermos crónicos tienen sus recetas. Nuestra comida es nuestra medicina, y es para nosotros como la insulina a los diabéticos. De hecho, las dos enfermedades a largo plazo tienen los mismos síntomas”, puntualiza.

Financiación, el gran “problema”

Si bien, esta idea de negocio aún no se ha convertido en realidad por la falta de financiación, la principal traba que obstaculiza el emprendimiento en nuestro país. “Los bancos si facilitan crédito, de hecho me lo dan en cualquier banco, pero con avales que son tres veces la cantidad que pido, además de la exigencia de avales hipotecarios. No lo veo acorde con la realidad. En Extremadura hay que ayudar al emprendedor, hacen falta empresas privadas y puestos de trabajo, y eso solo está en manos de la Junta”, asevera.

No obstante, y gracias a presentar este proyecto en el Curso de Creación de Empresas que la Escuela de Organización Industrial, realizado junto a la Concejalía de Formación y Empleo del Ayuntamiento de Badajoz, Gourmet del celíaco ha sido seleccionado entre los once que participarán en el Concurso de Jóvenes Emprendedores de la EOI en Madrid, que se celebrará próximamente, y que sería el impulso definitivo para el proyecto. El ganador recibirá una beca, consistente en medios y soporte técnico para materializar su negocio, además de una beca para un Máster online de la EOI.

De cualquier forma, y en caso de no resultar ganadora, Cuca Albarrán asegura seguirá intentando poner en marcha este proyecto futuro en Extremadura, porque cree firmemente en él y en sus posibilidades de crecimiento en Extremadura y expansión internacional a países como Brasil con un elevado número de enfermos celíacos. ¡Suerte!

 

Sello de distinción para menú sin gluten

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) ofrece a los establecimientos de restauración y cadenas hoteleras la posibilidad de contar con un sello de distinción para menús sin gluten aptos.

Para obtener el nuevo logo de restauración, la Federación exige a los establecimientos el cumplimiento del Procedimiento de Restauración establecido por la Federación, que consiste en revisión del menú (revisión de ingredientes, marcas, elaboración de los platos…), visita a las instalaciones, además de formación para el personal que trabaja en los establecimientos, a los que se trata de sensibilizar sobre la enfermedad celíaca y explicar el tratamiento y las pautas de trabajo para que no haya contaminación cruzada. Una vez que se cumpla con todos los requisitos, se firmará un Convenio de Colaboración.

“Este nuevo logo de restauración supone, por un lado un reconocimiento para las empresas que trabajan en pro del colectivo celíaco y por otro, una mayor tranquilidad para los enfermos celíacos, que cuando visiten una ciudad que no es la suya y vean este adhesivo podrán entrar en ese establecimiento con la seguridad de que cuentan con menú apto para ellos y que serán atendidos por personal formado especialmente para ello” indica la gerente de FACE, Marta Teruel.