martes, 15 de octubre de 2019

GMV moderniza el transporte urbano de la capital de Marruecos

Esquema de funcionamiento del sistema de ayuda a la explotación (SAE) implantado por GMV Esquema de funcionamiento del sistema de ayuda a la explotación (SAE) implantado por GMV

La compañía española Alsa, en agrupación con la empresa local Citybus, adjudicataria de la gestión delegada del servicio de transporte urbano de Rabat, ha elegido a la multinacional tecnológica GMV para la implantación de sistemas inteligentes de transporte en su flota, "lo que mejorará la calidad del servicio ofrecida a los usuarios y la gestión del mismo que realizará el nuevo operador".

Según ha comunicado la corporación española de tecnología, "los más de 20 años de experiencia de GMV, dedicados a desarrollar soluciones tecnológicas a medida para operadores y autoridades de transporte público, han sido claves en la decisión de modernizar el transporte urbano de Rabat".

GMV suministrará a una flota inicial de 350 autobuses urbanos los sistemas de venta de billetes y validación de tarjetas sin contacto (SVV), el sistema de ayuda a la explotación (SAE) y el sistema de información a los usuarios (SIU). En los próximos años está previsto que esta cifra se extienda hasta 500 vehículos.

Una vez planificada la red de líneas de autobuses, sus horarios y la optimización de los recursos necesarios, tanto de conductores como de autobuses, el sistema de ayuda a la explotación (SAE) de GMV permitirá la monitorización y gestión del servicio a través de la información de posicionamiento de los vehículos, visualizando el movimiento de toda la flota sobre los puestos de operador del centro de control, permitiendo las comunicaciones de voz y a través de mensajes de texto con los conductores, así como todas las funciones asociadas a la regulación del servicio de la flota.

El cálculo de horas de paso por parada, gestionado por el mismo centro de control, será transmitido a los paneles de información ubicados en las paradas, enviándose también a los conductores indicaciones automáticas de regulación para advertirles del retraso o adelanto sobre el horario previsto.

El sistema de pago (SVV) está basado en la venta a bordo de billetes sencillos y la validación y recarga, también a bordo, de tarjetas de transporte sin contacto, gracias al pupitre ETC-606i-8 suministrado por GMV. Los usuarios podrán además solicitar la recarga de las tarjetas de transporte a través de un portal web y mediante apps para smartphone, desde las que también se permitirá realizar la consulta de los saldos y los movimientos realizados.

GMV suministrará un conjunto de servicios web para habilitar estas funcionalidades. La red de recargas se completa con dos equipos automáticos de venta de billetes en las dos estaciones principales de Rabat y veinte equipos más para puntos de venta asistidos, repartidos por toda la ciudad. El trabajo de los inspectores para verificar que los usuarios han efectuado su pago, o para emitir la correspondiente sanción en caso contrario, se facilitará mediante el suministro de 30 terminales de inspección.

Cifras globales transporte GMV

GMV sigue creciendo en este segmento

Por último, el sistema de información al usuario (SIU) proporcionará información en tiempo real acerca de las horas estimadas de paso de los autobuses en las paradas más relevantes, incorporándose 120 paneles informativos de tipo LED para realizar esta tarea. Existirá además la posibilidad de consultar los horarios y recorridos de las líneas desde las web y las apps, que serán desarrolladas gracias al conjunto de servicios web suministrados por GMV, que permiten el acceso a estas funcionalidades.

Desde GMV remarcan que "los usuarios del transporte público de Rabat, capital de Marruecos y segunda ciudad con más habitantes del país, están de enhorabuena, ya que gracias a este proyecto podrán contar con un nuevo servicio tecnológicamente avanzado y con unos estándares de calidad equiparables a los de cualquier ciudad europea, acorde con las necesidades de la vida urbana actual".

Las compañías españolas aseguran que el de Rabat es el mayor sistema de transporte urbano gestionado por una empresa española fuera de España y, con este contrato, Alsa se convierte en el primer operador privado de transporte urbano en Marruecos.

La multinacional tecnológica sigue creciendo en este segmento de actividad. Como ya informó Mercados21, es la encargada de la gestión de los sistemas de videovigilancia en transporte en empresas de la relevancia de los transportes urbanos de Sevilla, del Metro de esta ciudad, así como del de Barcelona, entre otros servicios similares.