lunes, 28 de mayo de 2018

Germán Fernández: “Los idiomas y la formación internacional son básicos en la sociedad actual”

En 2009, el almeriense Germán Fernández fue nombrado director de Reclutamiento y Marketing en Europa para programas MBA de Hult International Business School, escuela perteneciente al grupo mundial Education First, entre más de un centenar de candidatos de varios países.


Fabiola Lobo  I  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  I  10.04.2012


Licenciado en Filología Inglesa por la Universidad de Almería, Germán Fernández es un convencido de la necesidad de la experiencia formativa internacional. Por ello, continuó sus estudios con la licenciatura en Estudios Ingleses e Hispánicos por la Queen Mary de la Universidad de London, seguido de un Master en Lengua Inglesa por la misma institución. Todo ello, lo completó con el certificado para impartir enseñanza de inglés de negocios por la Universidad de Cambridge, entre muchos otros títulos.

Germán Fernández

Tras varios años como directivo de Marketing de HULT en Londres, ¿qué experiencias y situaciones profesionales ha experimentado durante este tiempo?

Para mí este puesto y empresa han cambiado completamente mi vida profesional. Cada día aprendo algo nuevo y tengo un nuevo reto. Me encanta trabajar en una compañía donde se te valora, tanto profesionalmente como en términos de remuneración. Una de las mejores experiencias es que tú eres el dueño de tu departamento, eres un emprendedor interno que tiene las herramientas para lograr los objetivos, pero tú tienes que tener la creatividad y el timón para lograrlo. En lo que llevo de tiempo he estado en casi 20 países desde China a Estados Unidos, Dubai, Rusia y toda Europa en general. He conocido a candidatos de los perfiles más interesantes y he crecido profesionalmente.

Entre sus responsabilidades, se encuentra la gestión y coordinación, desde el campus de Londres, de un equipo de colaboradores que trabajan en las zonas del sur de Europa, Europa central-Escandinavia y Europa del este, mientras usted lleva directamente España y Portugal, con una persona que le reporta. Las acciones a desarrollar son distintas para cada mercado, pero ¿en qué se diferencian? ¿Qué características presenta el mercado de Europa del Este frente al de Reino Unido o Francia?

Los mercados son increíblemente diferentes. No es lo mismo tratar con un turco que con un ruso, con un sueco o un griego. He escogido a los miembros de mi equipo de acuerdo con los idiomas que hablan, su experiencia en el mercado, personalidad y conocimiento de la cultura. En este sector, que es tan competitivo, tienes que pensar outside the box, ser creativo y buscar nuevos canales en cada país, puesto que la estrategia es completamente distinta en cada mercado. Por poner algunos ejemplos, en los países escandinavos hemos realizado un partnership con ‘Novapro’, que es la asociación de jóvenes profesionales y ejecutivos con mayor reputación en toda Escandinavia y hemos realizado clases magistrales-desayunos a las siete de la mañana. Por otro lado, en España hemos realizado seis eventos con 100 personas por acto, a las siete de la tarde. En Rusia, donde hay ferias del sector, hemos realizado eventos complementarios y nos hemos unido con empresas que se preparan para la entrada de las escuelas de negocio. Asimismo, en Portugal trabajamos de forma conjunta con uno de los principales periódicos de negocios del país, y colaboramos con el principal network profesional portugués para dar promoción a nuestra Master Class. Por su parte, en Reino Unido somos patronos de la Cámara de Comercio Española en este país y organizamos eventos de forma conjunta, entre otros.

¿Qué necesidades o planteamientos caracterizan la formación en España? ¿Cuál es la visión en el exterior del mercado español formativo?

Creo que la formación de algunas de las escuelas de negocio privadas de nuestro país es muy buena. Yo hice un masters con la EOI, y tenemos escuelas muy bien posicionadas internacionalmente como el IE, ESADE e IESE. El problema está en la educación pública, ya que no hay ninguna universidad española en el top 100, pero en cambio hay 3 escuelas de negocio entre las 30 mejores del mundo. Por lo que no hay color. Yo estudié en el extranjero la carrera y la diferencia que veía con España (siempre dependiendo de la carrera, claro está) es que en nuestro país había mucha teoría y poca práctica, y creo que ésta es la misma opinión que comparten otras personas que conozco que cursaron Erasmus o estudiaron en nuestro país.

¿Qué caracteriza la formación internacional? ¿Cuáles son las principales diferencias y similitudes de ésta con una formación más centrada en una marco geográfico concreto?

La formación internacional se caracteriza por dar la experiencia de vivir y estudiar en otros países, lo cual da mayor soltura para tratar con clientes extranjeros o con profesionales de otras culturas. El hecho de que una persona salga de su país de origen para formarse fuera dice mucho de ella. Significa que tiene decisión, sabrá adaptarse a otros ambientes y tendrá más facilidad para trabajar con equipos internacionales. Este bagaje de aprendizaje internacional es un requisito ya casi imprescindible para trabajar en muchos puestos de multinacionales, tanto en nuestro país como en el extranjero. Cuando la formación está centrada en un marco geográfico concreto puede ser beneficioso si lo que se quiere es solo trabajar en ese sitio. Pero como está el país, la vocación internacional va a ser básica, por lo que un MBA en España se queda insuficiente. En esta línea, el alumno que estudia en HULT, además de una formación de excelencia, conoce otras culturas, pues estudia en un país y rota en otros dos (a elegir entre los cinco campus de la escuela), lo cual genera una serie de contactos internacionales de gran utilidad para su desarrollo profesional, ya que en sus clases hay alumnos de más de 100 nacionalidades. Vivimos en un mundo globalizado y un profesional necesita tener una visión global, trabaje donde sea. Los idiomas y la formación internacional son básicos en la sociedad actual.

¿Se plantea HULT la posibilidad de crear en España un campus, como los 5 propios que posee en San Francisco, Boston, Londres, Dubai y Shanghay?

¡Ojalá! Eso me encantaría. Ahora no está en los planes. Primero vamos a abrir en Nueva York el campus número seis y después iremos a Brasil, donde estuvimos ya a punto de abrir. Pero yo creo que podría haber posibilidades en un futuro, dentro de cuatro o cinco años, al menos yo voy a empujar para conseguirlo. En el ránking de Finantial Times somos la primera escuela en Experiencia Internacional, y por eso, queremos seguir aumentando los campus en todo el mundo.

Antiguos alumnos con Germán Fernández en un encuentro en Madrid.

Para este año, ¿qué eventos prevéis realizar en Europa, y más concretamente en España?

Tenemos programados más de 100 eventos en unos 30 países. Los más importantes son los que forman parte del ‘Experience Hult’, que trata de llevar a profesores top de Hult a dar una clase magistral a las ciudades principales europeas (Moscú, Milán, Paris, Zurich, Kiev, etc.). En febrero, estuvimos con  la profesora Dalko en Barcelona, Madrid y Lisboa; y tenemos pensado volver de nuevo en mayo, esta vez con el profesor George Kastner. También tenemos confirmado un acto en Sevilla de la mano de las Becas Talentia con las que llevamos tres años colaborando, y tenemos cerrado prácticamente presentaciones con la Fundación Bancaja en Valencia; Fundación Barrie de La Maza en Galicia; y la Fundación Eduarda Justo en Almería. En otros países europeos, además del ‘Experience Hult’, tenemos eventos en colaboración con numerosas organizaciones como el American Council en Italia; Novapro en Suecia; el Marketing Institute en Suiza; Asociación de Jóvenes Empresarios en Grecia; Fullbright en Israel; y estamos en conversaciones para organizar alguna actividad en España con la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom), entre otros proyectos.

¿Qué nuevas ideas, planes o proyectos desea poner en marcha a corto, medio y largo plazo en HULT?

Bueno, la verdad es que todo depende de si estoy en Europa o no. Yo creo tanto en el MBA de Hult como herramienta clave para el desarrollo profesional, que en agosto tengo acordado tomarme un año sabático para hacer el MBA en Hult Boston. Luego me reincorporaré a Hult pero seguramente en otro continente, probablemente en Sudamérica o Estados Unidos. Lo cierto es que iré donde me necesiten porque quiero coger experiencia fuera de Europa, puesto que creo que esto es clave para tener una visión global. Una cosa es viajar por negocios o placer, y otra es vivir.