miércoles, 25 de abril de 2018

Equipaje, clientes VIP y viajeros frecuentes, importante fuente de ingresos para las compañías aéreas

La transformación económica que comenzó en el sector del transporte aéreo hace una década se ha ido extendiendo por todo el planeta. Las aerolíneas internacionales han recuperado así la vitalidad económica, posibilitando el boom mundial de los viajes de bajo coste y ofreciendo a los consumidores una oferta más variada.

A partir de ese momento y cada vez con más intensidad, se está produciendo lo que la empresa CarTrawler en nota de prensa denomina "la revolución de los ingresos por servicios complementarios", algo se están extendiendo y que afecta tanto a la aviación comercial como a sus industrias auxiliares, tales como hostelería, cruceros, alquiler de coches, tarjetas de crédito o restauración, entre otras.

En relación a este tema, las compañías CarTrawler e IdeaWorksCompany ha llevado a cabo el estudio 'Las 10 claves de los ingresos por servicios complementarios', que describe el alcance y profundidad de este fenómeno. Según las estadísticas de las Naciones Unidas, en 2013 más de 1 000 millones de personas viajaron al extranjero, y la inmensa mayoría de ellas experimentaron la revolución de los ingresos por servicios complementarios de una u otra forma. El nuevo informe identifica muchos elementos clave de este fenómeno, entre los que se incluyen:

Cargos por equipaje

El rey de las «tasas a la carta» sigue siendo los cargos por equipaje, que ascendieron a un total de 3 500 millones de dólares en Estados Unidos en 2012. Las tasas por equipaje han llegado a Europa y se están extendiendo en la actualidad por todo el mundo.

Las tasas por servicios concretos, como los cargos por equipaje, convierten lo que en su día fue algo gratuito en un negocio independiente, que dependiendo de las necesidades y exigencias de cada pasajero puede resultar un aspecto positivo o negativo a la hora de viajar en avión. El equipaje perdido, antaño la pesadilla de los viajeros frecuentes, se ha reducido en más de un 50 % a escala mundial desde 2007.

Servicios VIP y viajeros frecuentes

Los clientes de alto valor, que actualmente suponen el principal grupo demográfico en el punto de mira del sector terciario, están satisfechos de poder utilizar servicios auxiliares como los billetes Premium -embarque anticipado y más espacio entre las filas de asientos-. En la actualidad, once aerolíneas ofrecen servicios VIP en los aeropuertos, que pueden incluir el traslado en vehículos de lujo hasta el avión.

Por otro lado, los programas de viajeros frecuentes aportan miles de millones a través de las tarjetas de crédito de marca compartida y también suponen una importante plataforma de marketing para otros servicios, como el alquiler de coches o la hostelería

La satisfacción del cliente, clave del éxito

Las autoridades reguladoras a nivel internacional, exigen información y claridad acerca de las tasas por servicios complementarios. Además, las mejores compañías se han dado cuenta de que no hay cantidad de ingresos adicionales que pueda compensar los daños que representan los clientes insatisfechos.