domingo, 17 de diciembre de 2017

Inversión de Endesa para renovar la central hidráulica de Tajo de la Encatada

La central hidráulica de Tajo de la Escarlata Ardales, Málaga La central hidráulica de Tajo de la Escarlata Ardales, Málaga

La central de bombeo, que con 360 MW de potencia es la mayor de Andalucía, ve así alargada su vida útil. Endesa ha finalizado a principios de este mes una importante revisión y renovación tecnológica de la central hidroeléctrica de Tajo de la Encantada. 

La central está situada en la localidad malagueña de Ardales, para lo cual ha invertido un total de 5 millones de euros en los últimos tres años.

En su apuesta por las energías renovables, Endesa ha destinado importantes recursos, tanto materiales como humanos, para la modernización de los cuatro grupos de generación con los que cuenta la planta, lo cual se traduce en un alargamiento de la vida útil de esta instalación. Los trabajos realizados incluyen el mantenimiento con criterio de oportunidad de elementos mecánicos y eléctricos de los grupos, como son la turbina, sistemas de lubricación y refrigeración, y el alternador y motor de lanzamiento para funcionamiento como bomba.

Cabe destacar que la intervención más relevante ha sido la sustitución de una de las piezas más importantes de los alternadores que conforman los grupos, la llanta del rotor. Estos elementos pesan más de 34 toneladas y cuyo eje mide más de 7 metros de longitud.
En materia de seguridad, se ha procedido a la instalación de un sistema innovador de detección y extinción de incendios en el interior de los cuadros de control de la central y se han mejorado los sistemas de protección de equipos con partes móviles y riesgo de atrapamiento, así como las superficies de paso.

La central hidroeléctrica de Tajo de la Encantada


La central hidráulica de Tajo de la Encantada es una de las ocho de tipo bombeo que existen en España y, con sus 360 megavatios (MW), es la de mayor potencia instalada en Andalucía. Tiene la particularidad de que está edificada bajo el nivel del agua con una altura equivalente a un edificio de 15 plantas y utiliza siempre un mismo volumen de agua, circulándola entre los embalses inferior y superior que la forman mediante turbinación y bombeo.

La instalación, que se opera actualmente con una plantilla de 8 personas y genera más de 120 empleos de forma indirecta, funciona más de 8.000 horas al año y cuenta con una media de 1.700 arranques anuales.