miércoles, 25 de abril de 2018

Ence pone en venta su filial forestal Ibersilva para centrarse en el sector de celulosa y energías renovables

La compañía forestal Ence ha asegurado que se encuentra en pleno proceso de venta de su filial Ibersilva, empresa de servicios medioambientales y agroforestales, porque Ence desea centrarse en los sectores de la celulosa y las energías renovables, para mantenerse como líderes de producción en Europa, tal y como recoge el Plan Estratégico de la misma.

Si bien, estos objetivos requieren un gran esfuerzo inversor, pues la empresa prevé la construcción de diez plantas de energías renovables que supondrán una inversión de 525 millones de euros en diez años. Por este motivo, Ence ha decidido proceder a la venta de Ibersilva, pero han dejado claro que "no ha habido oscurantismo" alguno con los 388 trabajadores empleados en toda España, de los que en torno a un 40% son fijos.

A pesar de esto, la Fitag-UGT ha criticado "el oscurantismo" por parte de la dirección de Ence que "en ningún momento" ha informado al comité de empresa ni ha iniciado "el preceptivo periodo legal de diálogo y negociación que permita preservar y garantizar el empleo".

Por ello, han remarcado que rechazan "de plano" esta operación de venta, ya que consideran que "se pretende reducir de forma salvaje" la plantilla. Asimismo, han indicado que se trata de "una mera operación para evadir la responsabilidad y utilizar una empresa interpuesta que realice el trabajo sucio de liquidar la plantilla", a la par que han subrayado que "no está justificada la venta".

Por último, desde el sindicato han emplazado a la dirección de recursos humanos a que informe de la situación y formalice con urgencia la mesa de negociación, pues de lo contrario, advierten que iniciarán las movilizaciones que sean "necesarias para defender la continuidad del empleo y las actuales condiciones de trabajo".

Redacción