miércoles, 26 de septiembre de 2018

En la diversidad está el enriquecimiento. Ventajas de la equidad en los puestos directivos

Además de visualizar la desigualdad existente y los aspectos que precisan mejorar en este sentido, este reportaje tiene como objetivo principal, poner de manifiesto las ventajas de fomentar un equilibrio de género en la función directiva y en los consejos de administración de las empresas. Pasamos a numerar algunas de las más importantes.

La UE exige el cumplimiento de objetivos

La Comisión Europea considera este asunto una de sus prioridades, por lo que ha pasado de las discretas recomendaciones, a presionar a los países para que regulen el tema y tomen medidas. En este sentido la legislación exige que de aquí a seis años, un 40% de los consejos de compañías cotizadas sea del género menos representado, incluyendo como medida complementaria una "cuota flexible" que les obliga a marcarse a sí mismas objetivos de autorregulación con el objetivo de alcanzar la cuota estipulada para 2020, o 2018 en el caso de empresas públicas.

Convencidos de que es mucho más favorable actuar por convencimiento que por imposición, mostramos otros 5 motivos por los cuales es beneficiosa la paridad entre hombres y mujeres en las empresas, y más concretamente en los cargos directivos.

1334167079 033078 1334174276 noticia normal

Utilización de todo el talento

Además de una injusticia social y laboral, la falta de igualdad de género en las empresas, y más concretamente en los cargos directivos y la promoción hacia los mismos, implica una pérdida de talento que ningún país puede ni debe permitirse, aún más teniendo en cuenta el momento económico actual.

La competitividad empresarial es cada vez mayor y más exigente, por lo que en este contexto, sólo las compañías capaces de captar, cuidar y potenciar el mejor talento, sea cual sea su sexo, serán las únicas que compitan con éxito en el nuevo entorno socio-económico. Es más, cuando una empresa no promueve y facilita que el talento de mujeres y hombres se desarrollen en igualdad de condiciones y oportunidades, se enfrenta al riesgo de que mujeres altamente cualificadas, salgan de la compañía y se vayan a otra donde le den la oportunidad de desarrollar plenamente su capacidad profesional, y alcanzar funciones directivas, en relación a sus méritos y su profesionalidad y no al género al que pertenecen.

La importancia de las mujeres como consumidoras

Numerosos estudios de compañías internacionales como Bloomberg, Ms Smith Marketing o Yankelovich Monitor confirman que las mujeres compran el 65 % de los productos de consumo y que va creciendo su influencia en otros ámbitos. Pero no sólo eso, más del 80% de las decisiones de compra en el mundo son tomadas por el sexo femenino y en el terreno online, aproximadamente 6 de cada 10 compras las llevan a cabo ellas.

Además un 92 % de las mujeres afirman compartir información sobre ofertas, productos, así como buenas y malas experiencias de compra, por lo que además de consumidoras, juegan un papel importante a la hora de atraer o descartar futuros clientes.

Aquellas compañías que estudian la realidad y se anticipan, o al menos logran adaptarse a ella, están incorporando cada vez más mujeres entre las posiciones relacionadas con las decisiones de compras de sus empresas, lo que les permite contar con la visión de quienes representan un sector numeroso y en muchas ocasiones, gran conocedor de las ventajas y deficiencias de los productos y servicios que la propia empresa ofrece. Las organizaciones que tienen este punto en cuenta, sabrán aprovechar las ventajas que ofrece este segmento en relación a los procesos de compras y la cobertura de las necesidades de los clientes.

Un equipo heterogéneo hace a la empresa más fuerte y segura

En línea con los estereotipos y creencias descritas en las mujeres, la diversidad en este caso se basaría en la combinación del estilo clásico de dirección masculina basado en la autoridad y la estrategia, con las habilidades interpersonales que en teoría deben aportar las féminas, y que cada vez más, las compañías están demandando en los perfiles directivos.

descargasActualmente existe bastante información que avala los beneficios de desarrollar estilos de dirección plurales. Muchos estudios basan esta teoría simplemente en saber obtener lo mejor de las actitudes femeninas y masculinas. Esto responde a la creencia de que la presencia de mujeres en puestos directivos ofrecería una dirección más participativa, con una inclinación hacia comportamientos cooperativos, con mayor nivel de compromiso y con una mejor organización. Además, la visión de que el sexo femenino cuenta con más facilidad para mostrar emociones, mayor empatía y la tan famosa "mano izquierda" a la hora de alcanzar un consenso, constituye para muchos un punto fuerte, que ayudaría tanto en la efectividad del trabajo como en el clima organizacional.

Aunque con muchos matices podemos aceptar esta forma de concebir la heterogeneidad, preferimos optar por ello desde el convencimiento de que la variedad de puntos de vista, experiencias vitales y profesionales, formación y actitudes, sin clasificarlas obligatoriamente como masculinas o femeninas, logra enriquecer al equipo, y por lo tanto, beneficia a la empresa haciéndola más segura y con una visión más completa de la realidad

La presión creciente de los reguladores, accionistas e inversores

En las juntas de accionistas, son cada vez más habituales las peguntas sobre este tema. Los inversores comienzan a interesarse por los planes de las empresas en materia de igualdad o conciliación, y cuestionan cada vez con más intencionalidad la falta de diversidad y de equilibrio de los consejos de administración.

Mejores resultados en la gestión de riesgos

La mejoría de resultados en mucho de los indicadores, es una de los principales motivos que están haciendo a muchas empresas posicionarse a favor de la igualdad de oportunidades. Entre ellos, se encuentran los relacionados con la gestión del riesgo. Las empresas sujetas al Plan de Igualdad y al artículo 75 recogido en la Ley de Igualdad, presentan menos riesgo que el resto: el 50,18% de las primeras y el 56,34% de las segundas presentan un riesgo bajo o medio bajo, mientras esta proporción es de 35,06% para el resto de empresas.mujeres-directivas

Fuente. Informe PwC a partir de datos Informa "Las mujeres en los Consejos de administración y organismos de decisión de las empresas españolas 2013"

Mejora la reputación externa e interna de la compañía

El incremento de la reputación corporativa es uno de los objetivos más perseguidos por todas las empresas. Según un estudio llevado a cabo por PwC, las empresas con un mayor porcentaje de mujeres en los comités ejecutivos, tienen un 41% más de rentabilidad y un 56% más de margen de beneficios.

La imagen de una empresa que fomenta la igualdad de oportunidades, facilita la conciliación, y valora a sus plantilla por sus logros y actitudes antes el trabajo, sale en la totalidad de los casos muy reforzada, entre otras cosas porque su ejemplo y sus propios empleados se convierten en los mejores embajadores.

reputacionEl estudio realizado por la compañía 'PwC España' pone en valor la experiencia de más de una treintena de empresas de todos los sectores, entre las que se encuentra Ikea, Coca Cola, Banco Santander, IBM, CLH o Mutua Madrileña, cuya apuesta por la diversidad y los procesos de promoción basados en el talento, les está ofreciendo muy buenos resultados.

La mayoría de ellas coinciden en que para que el cambio pase de ser una utopía a una realidad, debe existir una total involucración por parte de la dirección de la compañía, así como el convencimiento de que no se trata de un tema sólo de mujeres, sino que afecta a la sociedad en general y a las empresas en particular.

Fuentes:

  • Estudio "Casos de éxito en diversidad de género". PwC España.
  • Estudio "Presencia de mujeres en puestos directivos. Retroceso en España". Gran Thornton