viernes, 21 de septiembre de 2018

El sector del comercio extremeño rechaza el impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso


F. L. P.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   04.05.2012


Bolsas de plástico. FOTO: ecologiablog.com

Las organizaciones del sector del comercio de Extremadura integradas en la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) han mostrado su "profundo rechazo" al impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso, que el Gobierno de Extremadura aprobará próximamente, al tratarse de una medida que repercutirá "negativamente" sobre el sector comercial.

Durante el Pleno celebrado el pasado 25 de abril, el consejero de Hacienda, Antonio Fernández, anunció una batería de modificaciones impositivas, entre la que se encontraba la creación de un impuesto sobre el uso de bolsas de plástico de un solo uso, cuya tasa sería de cinco céntimos por unidad. Una medida que, según el Gobierno regional, permitiría recaudar 300.000 euros.

Si bien, en representación del empresariado, la CREEX ha indicado en nota de prensa, que la implantación de este nuevo tipo impositivo supondrá un coste para las empresas de 5 millones de euros, "dadas las necesidades de adaptación de los programas informáticos, la tramitación y gestión del nuevo impuesto, la formación de los trabajadores y la comunicación a los consumidores". Además, del requerimiento de "un mínimo de 6 meses" para su correcta implantación.

"En un contexto de alta retracción del consumo y de crisis económica generalizada, se perjudica gravemente al sector introduciendo una medida de tal índole, con las desventajas competitivas que ello conlleva para los comercios extremeños y el consiguiente perjuicio para los consumidores, teniendo en cuenta además que el esfuerzo en la atención al cliente y calidad en la prestación de servicios, se verán afectados al tener que explicar y aplicar una medida que hoy día es totalmente desconocida por el gran público", ha puntualizado la Confederación.

A este respecto, han asegurado que el sector comercial es "consciente" de la necesidad de reducir el número de bolsas de plástico de un solo uso y, por ello ya aplica estrategias y productos con esa finalidad desde la firma del convenio entre la Confederación y la Junta de Extremadura el 23 de Junio de 2010, con el objetivo de reducir la generación de residuos de las bolsas de plástico de un solo uso.

Por todo ello, la CREEX entiende que "política y jurídicamente" es posible evitar el "negativo impacto" que tendría la implantación de este tipo impositivo, "eliminando directamente dicho impuesto por perjudicial para el sector comercial y los consumidores".

Finalmente, cabe destacar que otra de las medidas impositivas anunciadas por el Gobierno de Extremadura en el citado Pleno, fue la imposición de un canon por el uso de las redes de distribución y saneamiento de aguas, que constará de una parte fija (dos euros por hogar urbano y cuatro por residencia rural), más otra parte variable (aún sin detallar). Si bien, en este punto, quedarían exentas las administraciones públicas y las explotaciones agrícolas, entre otras.