domingo, 24 de junio de 2018

El EBITDA de Gas Natural crece un 10,5% hasta los 2.674 millones

El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarrós El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarrós

El beneficio neto de Gas Natural Fenosa alcanzó los 751 millones de euros y el EBITDA consolidado creció un 10,5% hasta los 2.674 millones de euros durante los seis primeros meses del año 2015.

La contribución de Compañía General de Electricidad (CGE) al EBITDA consolidado por valor de 295 millones, así como el crecimiento del EBITDA de las actividades de distribución de gas y electricidad en Latinoamérica permitió compensar, por un lado, el impacto de 53 millones de las medidas regulatorias del RDL 8/2014 - que afecta a las actividades reguladas del gas en España y sin impacto en el primer semestre de 2014-, y por el otro, la aportación del negocio de telecomunicaciones de 32 millones de euros, desinvertida en junio de 2014.

La incorporación de CGE permitió, asimismo, elevar el peso de las actividades internacionales en el EBITDA hasta el 50,8%, frente al 40,9% del año anterior. Por otra parte, el EBITDA proveniente de las operaciones en España descendió un 8% y redujo su peso en el total consolidado al 49,2%, señala la compañía.

"Aunque el beneficio neto ha sido un 19,5% inferior al del mismo periodo del año anterior, debido principalmente a la ausencia de resultados extraordinarios tras la desinversión, en junio de 2014, del negocio de telecomunicaciones y sus sociedades participadas, en términos homogéneos, esto es ajustando la plusvalía neta generada en el mismo periodo anterior, el beneficio neto aumentó un 1,2%, gracias al equilibrio del perfil de negocio, con una contribución creciente y diversificada de la presencia internacional, y a los resultados derivados de una estricta política financiera", remarca la corporación.

La política financiera de la compañía situó su nivel de endeudamiento en un 47,6%. A 30 de junio, la deuda financiera neta fue de 16.737 millones. El 93,2% de la deuda tiene vencimiento igual o posterior al año 2017 y su vida media es ligeramente superior a los 5 años. Gas Natural Fenosa contaba, a cierre del semestre, con una disponibilidad de liquidez de 9.790 millones, equivalente a todas las obligaciones financieras durante más de 24 meses.

La Junta General de Accionistas del pasado mayo aprobó destinar a dividendo a cargo de los resultados del ejercicio 2014, lo que representa un total de 909 millones de euros (0,908€/acción), un 1,2% más que el año anterior y en línea con la mejora de beneficio neto del ejercicio 2014. "La compañía continúa comprometida con una sólida política de remuneración al accionista, en la línea de los últimos años y compatible con los objetivos de crecimiento y desapalancamiento previstos", pone de manifiesto la firma.

Durante los seis primeros meses, el principal foco inversor se situó en la actividad de distribución de gas, que aumentó un 27,5% y representó el 38,8% del total consolidado. El RDL 8/2014 no impactará de manera significativa en la expansión prevista para el negocio de distribución de gas en España, país que aglutinó más del 53% de las inversiones en distribución de gas que realizó la compañía durante el primer semestre.

La distribución de electricidad aumentó sus inversiones a nivel internacional un 20,2% mientras que la inversión en CGE representó el 18,1% del total. En el ámbito geográfico, las inversiones en España disminuyeron un 26,2% (aumentarían un 23% si se excluye la inversión realizada en el buque metanero en el primer trimestre de 2014). En el exterior, las inversiones aumentaron un 48,2% por la incorporación de la compañía chilena.