martes, 16 de octubre de 2018

Deóleo (SOS) vende su participación en Acyco a Hojiblanca por 13 millones de euros

La anteriormente llamada SOS Corporación obtiene una plusvalía de seis millones de euros
Deóleo, antigua SOS Corporación, ha vendido su participación del 99,93% en la sociedad Acyco Aceitunas y Conservas al Grupo Hojiblanca por 13 millones de euros, lo que supone una plusvalía de seis millones de euros, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La alimentaria ha remarcado que el valor inicial fijado es provisional, ya que responde al 100% de la sociedad, y dependerá del ajuste por la variación del capital circulante en el balance del 31 de julio de 2011. Asimismo, ha indicado que el acuerdo con Hojiblanca incluye una alianza comercial para la aceituna de mesa en los mercados internacionales.

Así, Deóleo se deshace de esta empresa perteneciente al grupo desde 2003 y dedicada a la fabricación de aceituna de mesa con sede en Dos Hermanas (Sevilla). La operación se enmarca dentro del proceso de desinversiones iniciado por el grupo con el fin de centrar su actividad y recursos en el 'core business' de la compañía, el aceite de oliva.

El cierre de la transacción está supeditado al cumplimiento de ciertas condiciones, como la aprobación por parte de las entidades financieras "del waiver del préstamo sindicado suscrito en diciembre de 2010", que la empresa prevé que ocurrirá antes de que termine julio.

Hojiblanca prevé elevar su negocio de aceituna de mesa por encima de los 80 millones

El grupo andaluz Hojiblanca ha destacado que la compra de Acyco SA a Deóleo hará elevar su negocio de aceituna de mesa por encima de los 80 u 82 millones de euros de facturación, según han destacado fuentes de la empresa, que señalan que esta operación "supondrá generar mayor valor añadido a la producción, envasado y comercialización de aceitunas" que generan las cooperativas asociadas a dicho grupo.

Con la adquisición de esta industria "tendremos más oportunidades de comercialización en la producción de aceitunas" y ha recordado que una vez materializado el acuerdo, Hojiblanca pasará a tener dos grandes plantas industriales para el procesado de sus aceitunas, la actual de Monturque (Córdoba) a la que se suma la nueva de Acyco en Dos Hermanas, desde las cuales se abastecerá a un mercado en el que predominan las exportaciones con marcas propias a unos 60 países, de forma que "tendremos ahora dos grandes centros industriales".

Asimismo, han resaltado que ello supondrá "un incremento considerable de la actividad y la capacidad industrial" y un "mejor procesamiento" de las 65.000 toneladas que producirán las 21 cooperativas de Hojiblanca este año, desde las 46.000 toneladas producidas y procesadas el pasado año. "Queremos dar mayor versatilidad, mayor capacidad y mayor valor añadido del que tenía nuestra producción, con vistas al mercado", ha agregado.

Con esta adquisición, el Grupo Hojiblanca dará "un paso más hacia la consolidación de su liderazgo en el sector oleícola, no sólo en la producción, sino también en la transformación industrial y la comercialización".

Hojiblanca, que ha dejado claro que las marcas Carbonell y Alisa seguirán siendo propiedad de Deóleo, ha explicado que esta compra se va a realizar por parte de la sección de aceituna de mesa del grupo, en la que operarán el año próximo 21 cooperativas andaluzas con un cupo de producción de 65.000 toneladas de aceituna.

De esta forma, esta división "tendrá ahora más oportunidades de atender las necesidades del mercado con la adquisición de esta industria", que cuenta con unas instalaciones de 41.000 metros cuadrados, en las que puede almacenar 6.000 toneladas y  tiene una capacidad de procesamiento de 23.000 toneladas de aceituna al año.

La facturación de Acyco fue de 24,52 millones de euros en 2010 y la de la sección de aceituna de mesa de Hojiblanca ascendió a 57,45 millones.

Con esta operación, la cooperativa busca "nuevas oportunidades de negocio y dar salida con un mayor valor añadido a las producciones de las miles de familias de olivareros que la conforman, para lo cual es necesario tener una dimensión adecuada". "Queremos profundizar en el mercado nacional e internacional con ese aumento de la actividad" han agregado.

Asimismo, reforzará su compromiso con la consolidación del empleo, puesto que suma al grupo 132 trabajadores, que se unirían a los 370 con que ya cuenta en sus diferentes centros de trabajo de Monturque, Guarromán, Antequera, Málaga, El Saucejo, Villarrubia y Lora del Río.

Mónica de la Rosa