sábado, 22 de septiembre de 2018

De regalo, un libro ilustrado con el nombre propio como protagonista

Paula Ballano y Alejandro Martínez mezclan juegos tipográficos, historias, diseños y textos en sus láminas.

M. Martínez García   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   14/11/2012

Si hay algo que acompaña a una persona toda su vida es su nombre y, por eso, qué mejor que regalar su historia a través de una narración ilustrada única. Con esta premisa, Alejandro Martínez (Aranda de Duero, Burgos, 1959) y Paula Ballano (Madrid, 1975) decidieron hace unos meses apostar por 'El Regalo de Tu Nombre', un proyecto de edición gráfica que comercializa desarrollos creativos de imágenes y textos a partir del nombre propio de las personas.

Paula Ballano.

Tras años de trabajo en el mundo del diseño, en especial con imágenes corporativas y exposiciones, Paula y Alejandro pusieron en marcha, en forma de comunidad de bienes, una idea que él, que lleva el peso de la parte artística, ya había plasmado para amigos y conocidos. A ella, que se encarga de la gestión y la comunicación, le ha proporcionado conocimientos y empuje de cara a aventurarse en el negocio el Master en Digital Business de la Cámara de Comercio de Valladolid que realizó el pasado curso.

Los dos emprendedores desarrollan, a partir de un nombre, láminas en las que, de manera libre, se narra una historia ilustrada que gira alrededor del apelativo, pero “sin punto de partida claro ni esquemas repetitivos”, como expone Paula. “Cada nombre es diferente y mezclamos juegos tipográficos, diseños y textos con la intención, como denominador común, de contar un relato muy orientado al mundo infantil pero que necesita, por regla general, la complicidad de los padres para que el niño lo asimile”.

Juegos con dobles sentidos, historietas a priori ingenuas pero llenas de contenido y una manera diferente de mirar las cosas para que, además, se despierten sentimientos distintos en función de cuándo uno se detenga en ellas son los ingredientes de sus láminas. Se trata de “una interpretación muy libre de los nombres que siempre incluye componentes humorísticos y sorpresas”, apunta la responsable.

Buena parte del encanto del producto tiene que ver con su personalización, ya que se elaboran series limitadas de 1.000 firmadas, selladas y numeradas –entre 14 y 18 con un valor a partir de 60 euros–, a las que se pueden añadir hasta seis exclusivas para el cliente. Es posible, además, encargar alguna de mayor formato que se puede elaborar en lienzo o en un soporte muy de moda, el vinilo. Disponen ya de una treintena de apelativos listos para su venta y una veintena más en desarrollo.

El 'Regalo de Tu Nombre' germinó en febrero, pero dispone de web desde julio y sus productos se comercializan desde el pasado verano. Con la página como escaparate de su trabajo y como medio óptimo para superar las fronteras del mercado local, los dos emprendedores radicados en Valladolid están ahora pendientes de realizar acciones de marketing online.

“Lo que nos gustaría es que nuestra página fuese una plataforma que no sólo albergase nuestro trabajo”, indica Paula, “sino que artistas invitados dieran su versión de un nombre, además de ofrecerla a otros creadores, pero eso de momento es un plan de futuro”. Como el poder abarcar nombres de ciudades, “quizá no con el formato de las láminas”, y de empresas desde un punto de vista lúdico.

Paula asegura que se han encontrado muy arropados en el asesoramiento sobre los trámites necesarios para fundar 'El Regalo de Tu Nombre' por la Cámara de Comercio de Valladolid. Pero son conscientes de que, más allá de empezar con ilusión, la clave está en seguir. “Hay que apoyar el movimiento emprendedor no sólo de boquilla, sino con ayudas, pero que  no lleguen tarde”, asevera convencida de que poder dedicarse a lo que mejor hace “es una suerte” ya que, “por muy duro que sea mantenerse y llegar a los clientes, el esfuerzo compensa por el orgullo que supone realizar tu proyecto”.

“Están emergiendo iniciativas muy interesantes en muchas ocasiones por parte de personas que las tenían aparcadas y se han decidido a exprimirlas debido a la compleja situación que vivimos”, abunda. “Aquí, en Castilla y León, has de estar muy seguro de lo que pretendes y de que puedes aportar al cliente más de lo que él cree que le vas a dar. Es un territorio muy exigente donde cuesta aceptar nuevas ideas y puntos de vista lejos de los convencionales”.

Los objetivos de Paula y Alejandro pasan por combinar las láminas con formatos decorativos de pared y por lanzar nuevo producto que han llamado pack familiar y que consiste en una edición en versión libro con los nombres de los integrantes de la familia. Incluso, para grupos de amigos. Porque no hay que olvidar que un regalo como el que ellos comercializan dice mucho de la persona que lo obsequia.