miércoles, 26 de septiembre de 2018

Crece un 7,8% la producción de las industrias químicas de Huelva por tercer año consecutivo

El incremento en refino, metalurgia del cobre y fertilizantes compensa el descenso en generación de energía eléctrica y otros productos.

Redacción   I    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   Síguenos en @Mercados21    I    1/07/2013

La producción de las industrias químicas, básicas y energéticas de Huelva asociadas a AIQBE creció un 7,8% hasta alcanzar los 11.335 millones de euros en 2012, continuando así la tendencia creciente iniciada en 2010 por tercer año consecutivo, según datos recogidos en el Informe Anual de Sostenibilidad de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (AIQBE), presentado recientemente en un encuentro presidido por el secretario General de Innovación, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, Vicente Fernández.

Presentación Informe Anual de Sostenibilidad de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva Momento de la presentación del Informe Anual de Sostenibilidad de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva. FOTO: AIQBE

Esta primera conclusión se suma a la importancia del mercado exterior, especialmente para algunas fábricas, que vendieron más del 50% de sus productos fuera de España. Además, junto al incremento de la producción continúa la mejora en los parámetros de comportamiento ambiental de las plantas, que se refleja en la permanente reducción de emisiones atmosféricas.

El presidente de AIQBE, Rafael Martínez-Cañavate, destacó la capacidad de reacción demostrada por el sector, “que ha sabido adaptarse al nuevo escenario gracias a un esfuerzo extraordinario de búsqueda de la eficiencia". "No podríamos sobrevivir sin ser cada día más competitivos, porque las reglas del mercado son mucho más exigentes y los agentes que intervienen más agresivos, tanto en términos de producción como de comercialización”, añadió, al tiempo que recalcó la necesidad de reducir los costes de la energía, “uno de los mayores componentes de los costes de producción”.

El comportamiento de los diferentes sectores vinculados a AIQBE ha sido "desigual", como corresponde a un "enclave industrial tan diversificado". Concretamente, el mayor incremento se produjo en el refino, que alcanzó máximos históricos, mientras que el principal descenso se concretó en la producción de energía eléctrica, como consecuencia de la actual situación del sector, que obliga a muchas plantas a permanecer inactivas durante buena parte del año.

La distribución sectorial de la producción está encabezada por el refino, que tras la ampliación de las instalaciones de CEPSA La Rábida representa ya el 62% del total. La metalurgia del cobre aporta el 18,5%; los productos químicos básicos, el 13%; los fertilizantes, el 3%; la energía eléctrica el 1,9 y la pasta de papel el 1,2%.

En cuanto al destino de la producción, más del 25% se vendió fuera de España, confirmando el importante peso de la exportación que se viene concretando año tras año. En algunos casos, como los productos químicos básicos y la metalurgia del cobre, la exportación supone más del 50% de la producción.

La contracción de la demanda doméstica, la apertura de nuevos mercados exteriores, con los costes y las rebajas de precios que conlleva para poder entrar en ellos, y el ascenso del coste de algunas materias primas llevaron a un "escasísimo margen de explotación" del 1,1%, no obstante ligeramente superior al 0,62% del año anterior, que fue el más bajo en la historia. A pesar del incremento de la producción el resultado neto agregado fue de "tan solo" 129 millones de euros.

Las inversiones realizadas en 2012 por las empresas de AIQBE fueron de 131 millones de euros, un 32% más que en 2011. Este dato refleja que pese a no haberse realizado proyectos de especial envergadura, ampliación de instalaciones, etc., las empresas siguen acometiendo mejoras, confiando en la recuperación y con clara orientación al medio y largo plazo.

Por lo que se refiere al empleo, las plantillas de las empresas asociadas a AIQBE se han mantenido "estables", mientras que en las empresas auxiliares se ha producido un ligero descenso por la menor actividad de obras de nuevos proyectos. La cifra total de empleados fue de 4.259, de los que 2.511 pertenecían a las plantillas propias de AIQBE  y 1.748 a las empresas auxiliares.

Efectos sobre la economía de Huelva

El informe evalúa también los efectos de la actividad productiva de AIQBE en el conjunto de la economía provincial que, dan como resultado, con la suma de los efectos directos, indirectos e inducidos, de 736 millones de euros de Valor Añadido Bruto –equivalente al 8,4% del PIB de la provincia de Huelva- y 8.149 empleos -5% del empleo provincial-.

Las empresas de AIQBE fueron, por otra parte, contribuyentes significativos de las administraciones públicas, con un total de 21,6 millones de euros. De ellos, 15,7 millones fueron impuestos y tasas de los Ayuntamientos de Huelva y Palos de la Frontera, a los que se suman 4,5 millones de canon de ocupación de terrenos en el Puerto de Huelva, además de las tarifas de las actividades portuarias y el tránsito de mercancías y las tasas ambientales de la Junta de Andalucía.