miércoles, 26 de septiembre de 2018

CPP Group inicia operaciones en Brasil


Redacción I Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. I 13.07.2012


Fundada en Inglaterra en 1980, el Grupo CPP, compañía de prestación de servicio de protección y asistencia, llega al mercado brasileño ofreciendo un servicio innovador para la protección de las personas contra el fraude en el uso de tarjetas. Con 30 años de experiencia ayudando a solucionar problemas de la vida cotidiana, CPP considera que Brasil es un país clave para su plan de expansión, junto con China, India, Turquía y México. "Vemos un gran potencial para la empresa en Brasil debido a la rápida expansión de la economía, la penetración del móvil y las tarjetas de crédito, así como la expansión de las relaciones con los socios", asegura Ángel de León, Director General de CPP para el Sur de Europa y Latinoamérica. "Comenzamos la operación en Brasil con un socio importante, y con muchos otros en negociación. El plan del CPP para los próximos tres años es trabajar con una red de 30 socios comerciales que atienda a 10.000 clientes al mes", agrega.

Según una encuesta realizada por la Asociación Brasileña de Empresas de Tarjetas de Crédito y Servicios (ABECS) el año pasado, el volumen de tarjetas en Brasil aumentó de 82 millones en 2006 a 173 millones en 2011. De acuerdo con la institución, en la actualidad el 72% de la población tiene algún medio electrónico de pago, y, desde 2010 hasta 2011, las ventas crecieron un 9% a 15% en el hábito de pagar con tarjeta de crédito a través de Internet. Junto con el crecimiento tan fuerte en el volumen y la frecuencia de uso de la tarjeta como medio de pago en el país, existe una gran preocupación sobre el robo de los datos de tarjetas bancarias y el fraude.  Por lo tanto el mercado brasileño se prepara con productos y servicios para proteger a los clientes de estas situaciones de riesgo. "Hablamos de un país con más de 700 millones de tarjetas en circulación y 190 millones de líneas de telefonía móvil, lo que representa una gran oportunidad para CPP, los socios y los clientes finales", apunta Ángel de León.

El objetivo del Life Assistance de CPP es ayudar a los clientes con las dificultades relacionadas con la vida de las tarjetas, métodos de pago, Internet, la identidad personal, teléfonos móviles, viajes legales y los hogares. El propósito de la compañía es proporcionar una vida mejor a los clientes, ofreciendo soluciones para proteger y para tener la paz y la libertad y así hacer frente a situaciones de riesgo de la vida cotidiana. Para ello, CPP opera con un modelo de negocio business-to-business-to-consumer, que desarrolla soluciones de gestión para los socios - los emisores de tarjetas, los comerciantes y distribuidores – que a su vez ofrecen un soporte completo para los clientes finales. CPP trabaja como un conjunto, ya que integra tecnología, procesos y personal,  adaptación de productos, soluciones y servicios de conformidad con las necesidades y objetivos de los socios y por lo tanto aumentar la rentabilidad y reducir los costes.