sábado, 22 de septiembre de 2018

Coworking, una filosofía de trabajo y de vida

El trabajo es el lugar donde se pasan más horas a lo largo de la vida, por lo que es de suma importancia encontrar la opción que más llene las expectativas laborales y las inquietudes personales, unos fines para los que los espacios de ‘coworking’ presentan sus credenciales.

Cristina González Navas   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   02.08.2012


La era global e interconectada en la que se ‘sobrevive’ en la actualidad también tiene su correspondencia en los espacios profesionales, que deben adaptarse o morir ante las exigencias que demanda la actual crisis económica y las nuevas formas de trabajo en colaboración. Estos nuevos tiempos dominados por recortes, nuevas tecnologías y unas necesidades laborales en constante remodelación hacen que, por un lado, se busque la optimización de los espacios con la consiguiente reducción de costes y, por otro, la nueva generación emprendedora haga bandera del trabajo colaborativo y lleve las redes sociales virtuales al espacio terrenal en emplazamientos de trabajo en comunidad. El espacio de ‘cowork’ ‘Utopicus’ de Madrid antes de comenzar una jornada de trabajo.

Si seguimos la senda puramente económica, según un estudio de la empresa Steelcase, la optimización de los espacios de trabajo mejora hasta un 30% la productividad y la razón es obvia, como subraya el informe: el espacio de trabajo supone el segundo coste más alto para el 95% de las empresas después de las nóminas.

Estas razones pueden explicar la proliferación de espacios de trabajo en colaboración que se está viviendo en España,aunque, si uno profundiza en ellos, enseguida se da cuenta de que hay mucho más detrás de una simple oficina comunitaria con un nombre llamativo o influencias de la lengua inglesa.

Utopicus’ presume de ser el primer espacio de coworking oficial en España. Una antigua fábrica de telas cuyo recuerdo permanece en su eslogan de presentación y que comenzó en marzo de 2010 a marcar tendencia ‘coworker’, a pesar de que la idea inicial respondía al “deseo de transformar Madrid desde una apuesta por la cultura y el arte”, como explican desde este espacio de la capital que, en septiembre, lanzará la primera plataforma virtual de coworking en el mundo en la que todos los autónomos podrán colaborar desde cualquier parte del mundo a través de una tienda on line donde podrán ofrecer sus servicios y productos. Vista panorámica de 'Utopicus’.

Espacios con un microclima especial que invitan al emprendimiento, a la socialización profesional -el llamado networking- donde la filosofía de vida es el trabajo y las relaciones en comunidad. “Ahora es una tendencia que está muy de moda y tiene el peligro de que se cree una burbuja en torno a la realidad de estos espacios que van más allá de un business center al uso”, matizan desde ‘Utopicus’. Lo cierto es que los espacios de coworking han crecido exponencialmente en los últimos años, según la segunda encuesta global sobre el particular realizada por Deskmag en la que se especifica que este auge no ha sido solo como respuesta a las necesidades de trabajo del freelance sino como idea de negocio donde un 61% de los beneficios obtenidos por estos espacios provienen de las tasas cobradas por el alquiler de las mesas de trabajo y, un 10%, del alquiler de salas de reunión y realización de eventos.


Más del 35% de los espacios de ‘coworking’ actuales tiene previsto abrir otro sitio a lo largo de este año


El boom que están experimentando estos espacios puede llevar a pensar que compiten directamente con los centros de negocios pero, en realidad, los perfiles son muy diferentes. Javier Ortego, creador del espacio madrileño ‘Sol-coworking’ apunta al respecto que menos del 1% de los miembros de un coworking eran usuarios de las instalaciones de un centro de negocios. “No existe ningún trasvase de personas entre ambos espacios, son filosofías diferentes y, generalmente, existe un alto rechazo a la otra opción no elegida”, puntualiza Ortego, que añade además que el concepto de centro de negocios se puede vincular más con los espacios pequeños de coworking “con mesas estables, cajoneras e, incluso, su imagen se aproxima más a esta modalidad de cotrabajo”.

Hábitat

Dentro del mundo de los nuevos iniciadores de negocio se encuentran los emprendedores sociales, una ‘especie’ que encuentra su hábitat de trabajo en colaboración en espacios como ‘The Hub Madrid’. Este antiguo garaje convertido en la sede de trabajo de alrededor de 300 emprendedores sociales, forma parte de la red internacional de ‘Hubs’ en el mundo, en los que el mantra de actuación es trabajar “no solo por un retorno económico, sino por un impacto en la sociedad”, explican desde el ‘garaje’ madrileño. Ambiente de trabajo en el ‘Hub’ de Madrid.

La comunidad ‘Hub’ abarca a alrededor de 3.000 miembros en todo el mundo que, además, disfrutan del servicio ‘Hub Passport’, que permite la movilidad entre los miembros, que pueden ser acogidos por los distintos espacios ‘Hub’ del mundo. Una muestra más de que el valor de la comunidad es la fuerza imperante de estos espacios y además lo más valorado por los encuestados por Deskmag. Concretamente, el 96% de los participantes en el estudio considera la comunidad como un valor importante o muy importante en la atmósfera de sus respectivos espacios, valor al que siguen la independencia (86%) y la cooperación (86%).

El siguiente paso del coworking es, para el gestor de ‘Garage30’, Raúl Andrés, posicionarse como nexo de unión entre los recursos y el talento. “El paso natural que se va a producir es el coworking dentro de las empresas grandes que tienen los recursos, pero las ideas y el talento están fuera. La sostenibilidad del coworking se encuentra en las grandes empresas. Lo más importante es su incorporación dentro de las compañías para compartir recursos, responsabilizarse socialmente y motivar con co-ejemplos”, apunta el responsable de uno de los primeros espacios dedicado al coworking en el país.

Espacios para el ‘cowork’ por metro cuadrado

Según la segunda encuesta global sobre ‘coworking’ realizada por Deskmag, más del 35% de los espacios actuales tienen planes de abrir otro sitio a lo largo de este año. A esto hay que añadir posibles nuevos ‘actores’ del sector, pero además se debe tener en cuenta que el 10% de los actuales lugares de ‘coworking’ planea moverse a instalaciones de mayor tamaño y el 27% incrementar sus metros cuadrados en la misma ubicación.

La balanza espacios de ‘cowork’-ciudades se inclina por el tamaño de éstas. A nivel mundial, hay una media de 5,3 espacios por urbe y son principalmente de diferentes empresas gestoras, explica el creador de ‘Sol-coworking’, Javier Ortego, aunque algunas de estas compañías “disponen de varios centros aprovechando las posibles sinergias que puedan existir”.

Por debajo de tres espacios destinados al ‘coworking’ por ciudad, es más difícil conseguir la rentabilidad de cada sitio, que aumenta con el número de centros. Esta diferencia en la rentabilidad está probablemente relacionada “con el sistema de promoción boca a boca y a la pérdida del miedo de los usuarios potenciales a conocer nuevas realidades”, especifica Ortego.