lunes, 18 de junio de 2018

Correos pone el turbo a la paquetería

Este año finaliza la automatización del tratamiento de la paquetería de Correos, lo que supondrá el montaje y la puesta en marcha de 12 equipos de alta tecnología en toda España. Desde máquinas medianas con prestaciones para gestionar hasta 2.500 paquetes en una hora, hasta otras capaces de repartir más de 6.000 en ese mismo periodo de tiempo.

M. Martínez García   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   9/10/2012

FOTO: M. Martínez

Los paquetes de Correos se automatizan. Un total de 12 equipos de alta y medias prestaciones se han instalado o van a empezar a funcionar en los Centros de Tratamiento Automatizado (CTA) que la compañía tiene en toda España, en busca de que la gestión de los paquetes gane en eficiencia.

El montante total del plan de paquetería aprobado hasta el momento asciende a 6,9 millones de euros, pendientes de adjudicar máquinas que supondrán otros dos millones, por lo que la inversión final alcanza los 8,9 millones de euros.

Un importante desembolso que da cuenta de la apuesta de Correos por la paquetería. Un avance que el director de la Zona 2 de Correos, Francisco Javier Aparicio, percibe con optimismo: “La presencia en el sector de la paquetería es imprescindible y necesaria para la empresa”, que ha de adaptarse “a las necesidades de los clientes y a las demandas del mercado”.

Ahorro de tiempo

¿Cómo trabajan estos sistemas? Pues a través de la asignación a cada paquete, una vez leído el código de barras, cuya denominación técnica es CIO (Código de Identificación del Objeto), de un código postal que lo conduce a la salida correspondiente, lo que ahorra tiempo en la clasificación, de forma que son más los paquetes que pueden salir antes para su destino, además de existir intercambio de información entre centros en tiempo real y posibilidad de prever el volumen que llegará al día siguiente. Y sin dejar de lado la mejora de las condiciones laborales para los trabajadores que supone, una vez que la manipulación de los paquetes se reduce de forma considerable, así como la información que todo el proceso facilita al remitente, que puede seguir a través de internet la trazabilidad de su envío. Las máquinas, que aceptan las dimensiones máximas de la paquetería tradicional de Correos, 90 x 60 centímetros, han reducido además los errores en la distribución de los paquetes frente al factor humano.

Los Sistemas de Clasificación de Paquetería (SCP) que efectúan la admisión de los paquetes a su paso por la máquina suponen la automatización de todos los procesos: captura del código de barras, pesado, dimensionado, facturación, etc. A pie de rampa hay colocados terminales que permiten generar la etiqueta de rotulación de las jaulas donde los empleados los colocarán para su transporte a destino. Los que, por distintos motivos, no pueden ser tratados en un primer intento de forma automatizada, son desviados a la llamada rampa de manual. Desde un terminal de registro, el empleado subsana la causa del rechazo para que pueda volver a ser procesado automáticamente.

Desde su génesis, el proyecto ha estado determinado por tres condicionantes de partida: el primero, colocar las máquinas en centros ya existentes, sin acometer obra nueva, lo que significa por un lado menos costes y más rapidez para su puesta en funcionamiento; y, por otro, disponer de los recursos allí dónde ya está el negocio.

El segundo, la exigencia de unos requisitos de calidad, para no penalizarla sino mantenerla y mejorarla. Y, por último, adquirir equipos con capacidad de crecimiento en la producción desde una visión de futuro. El resultado, cuando termine el montaje de los 12 equipos, será un modelo operativo no muy diferente al vigente para las cartas, acomodado a la logística general.

Tipos de SCP

Uno de ellos es la máquina de gran capacidad ubicada en el CAM 2 (Centro de Admisión Masiva 2) de Madrid que, con una longitud de más de 95 metros, 43 rampas de salida y unos 120 destinos de clasificación, ya está en producción. El otro tiene como destino Barcelona, aunque de forma provisional se ha instalado uno de mediana producción hasta que esté disponible el edificio para el de altas prestaciones.

El SCP del Centro de Tratamiento Automatizado de Correos en Valladolid, en funcionamiento. FOTO: M. Martínez.

El resto de equipos, los de mediana capacidad, con 50 metros aproximadamente de longitud, tienen 13 rampas, aunque dos son de gestión, con lo que quedan 11, cada una de ellas con tres destinos; por tanto, se puede alcanzar una profundidad de clasificación de hasta 33 destinos diferentes con cada programa, que son los grandes centros logísticos y destinos directos de mayor volumen. En este momento están operativas las máquinas de los Centros de Tratamiento Automatizado de Sevilla, Alicante, Vitoria, Zaragoza, Valencia y Valladolid.

Y es que Correos está recuperando cuota de mercado en paquetería y quiere jugar bien sus cartas. Paquetería exprés y estándar utilizan diferentes corredores para llegar a su destino, pero en paquetería dentro de Europa el máximo tiempo de entrega son cuatro días. La capilaridad, es decir, la red de puntos de recogida fuera del domicilio del destinatario –siempre la primera opción–, es una de las principales ventajas competitivas de la compañía frente a la competencia.

Y la experiencia que otorga un gran conocimiento de los destinos finales con más de 40.000 personas en contacto directo con la calle a diario. Además, un valor añadido de Correos es que permite al destinatario decidir dónde le entregan el paquete, si en una oficina cercana a su casa o en otra próxima a su trabajo, por ejemplo. Para ello, recibe un SMS que le indica cómo elegir domicilio, oficina de referencia u oficina por determinar.

Comercio electrónico

La demanda on line, con crecimientos anuales por encima de los dos dígitos, es un auténtico ‘caramelo’ para los principales operadores del sector. Y precisamente a las transformaciones del mercado atiende la implantación de la nueva línea, ya que se percibe como una oportunidad en el canal de distribución de la venta en la red.

“El comercio electrónico está en pleno crecimiento, lo que marca un antes y un después en la paquetería. Correos va a estar ahí y ofrecer soluciones a medida para cada uno de los clientes, como la Paquetería 360 grados, un modelo integral”, indica el director de la Zona 2 de Correos.